miércoles 18.09.2019
EDUCACIÓN

Estudiar una carrera cuesta el doble que hace cinco años

Un estudiante que comenzó su carrera en 2011, la acabará en 2015 por el doble de dinero que pagó por su primera matrícula. En cifras, el crédito ha pasado de costar 13,43 euros en 2011 a los 27,1 euros que vale en la actualidad

Aula universitaria. | GTRES
Aula universitaria. | GTRES

Las tasas universitarias no han dejado de crecer desde el curso 2010-2011, o lo que es lo mismo, el precio de los créditos. En ese mismo curso comenzó el nuevo plan de estudios, el llamado Bolonia, que cambiaba toda la estructura, ya que se basaba en una mayor participación de los estudiantes en las clases, contando esta para la nota final de la asignatura; los cursos serían con asignaturas cuatrimestrales en su mayoría –y no anuales-, y además facilitaba el intercambio de titulados -hablamos de Erasmus- ya que el barómetro de medición sería el mismo. Esto afectó sobre todo a los estudiantes que se encontraban en 2º y siguientes cursos y que estaban cursando una licenciatura o diplomatura, ya que el nuevo plan incluía solamente Grados.

En este curso 2010/11 el precio medio de cada crédito –normalmente cada asignatura son 6 créditos- para España era de 14,74€, cantidad que fue in crescendo hasta el actual curso. Hay que tener en cuenta que en el curso 2012/13 se decide que hay que hacer una agrupación de ramas y que cada una de ellas tendría un precio unitario según la necesidad de cada una. Mayores precios para los laboratorios e ingenierías y un precio menor para las carreras que no necesiten utilizar estos servicios. De mayor a menor las cinco ramas que establece el Ministerio de Educación serían las ciencias de la salud, ciencias, ingeniería y arquitectura, artes y humanidades y ciencias sociales y jurídicas.

Fuente: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Este sistema trajo consecuencias para muchos estudiantes, ya que la unificación supuso que personas diferentes pero estudiantes de la misma rama tuvieran que pagar entre 200 y 500 euros más. Con lo que una persona de la rama de ciencias sociales -periodismo- que en el curso 2011/12 pagase 805,71 euros por su matrícula -en la UCM-, el siguiente curso tuviese que pagar 1.286,43€. En la misma universidad, otra persona que estudiase, por ejemplo, magisterio, en el curso 2011/12 tuvo que pagar lo mismo, pero su aumento fue inferior puesto que en el año anterior pagó solo unos 200 euros menos. Lo que se pretendía con este sistema es que hubiese una homologación ‘justa’ para los estudiantes que perteneciesen a la misma rama, y teniendo en cuenta que cada Comunidad establece unos precios para sus universidades.

Según datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la subida del crédito entre el curso 2011/12 y 2012/13 es de 2,61 euros, pero esta subida es mayor si particularizamos en Madrid, que este aumento iría de 17,9 euros a 25,22€, es decir, 7,32 euros. Un aumento muy superior al de años anteriores.

Si ponemos el mismo ejemplo de un estudiante de periodismo en la Complutense desde el curso 2011/12 su gasto económico sería el siguiente: 805,71; 1.286,43; 1.627,23; 1.627,23. Esto supone un precio del crédito de 13,42 euros en el primer curso; 21,4 euros en el segundo; y de 27,1 euros en los dos últimos. Más del doble.

El precio del crédito es más del doble

La mayor subida con el PP

Justo el año en el que se decidió unificar la educación por ramas y que supuso el mayor aumento en la subida de tasas, fue el año en el que Mariano Rajoy se convirtió en Presidente del Gobierno.

Ya con el gobierno de Zapatero se había pensado en una restructuración del sistema universitario y la consiguiente subida de tasas para el año 2013, se justificaban diciendo que eran necesarias "unas normas de progreso para incentivar la responsabilidad social del estudiante, para mejorar los niveles de eficacia académica y para evitar que estos prolongasen indefinidamente su permanencia en una determinada titulación y/o en la universidad pública".  Pero fue con Mariano Rajoy cuando se produjo la mayor subida de tasas, que suponía hasta un aumento de 500 euros por carrera, coincidiendo además con la homologación de ramas.

Para el curso actual, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, decidió el 6 de junio la congelación de tasas como la mejor opción, quedando las matrículas al mismo precio que en el curso 2013/14. Este hecho se produjo por los "positivos" datos económicos que está teniendo España. Un impulso que daban a los españoles por los duros años de crisis y los esfuerzos que habían tenido que hacer. Bajo el gobierno del Partido Popular se produce la mayor subida, y bajo el gobierno del Partido Popular se produce la congelación tras cinco años de subidas. Las elecciones están a la vuelta de la esquina.

La misma educación, el doble de dinero

Por lo tanto, una persona que empezó su carrera en el curso escolar 2011/12 y que la terminará en 2014/15, habrá tenido que pagar más del doble de lo que pagó en su primera matrícula -esto teniendo en cuenta que todas las asignaturas estén aprobadas y cada crédito corresponda a primera matrícula-. De 805,71€ a 1.627,23: 821,52 euros de diferencia entre su primera y última matrícula. Un 50,49% más.

Con esto se ve que si el precio se hubiese mantenido igual, el alumno podría haber cursado dos carreras al precio de lo que hoy cuesta una y le hubiese sobrado el dinero que cubriría los gastos de transporte y material, 2.123,76 euros.

Comentarios