miércoles 13.11.2019
Cumplimiento con Bruselas

Hacienda cerrará el presupuesto de 2016 sin esperar al nuevo Gobierno

Esto significa que no se pondrán en marcha operaciones y licitaciones que aún no se hubieran ejecutado y cuyo compromiso de gasto se trasladará al presupuesto del siguiente ejercicio

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una comparecencia en el Congreso.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una comparecencia en el Congreso.

El Ministerio de Hacienda en funciones regulará este mes a través de una orden ministerial las operaciones de cierre del presupuesto del Estado de 2016, un trámite para el que no es necesario esperar a la constitución del nuevo Gobierno.

Se trata de un procedimiento ordinario que se suele hacer en octubre o noviembre y que este año se ha decidido adelantar de forma extraordinaria para demostrar a Bruselas el compromiso de España con la reducción del déficit público y contribuir a evitar una eventual multa por el incumplimiento del objetivo comprometido en 2015.

Fuentes de Hacienda han rehusado dar más explicaciones al respecto y únicamente se remiten a esa orden ministerial que habitualmente se publica en el BOE a final de año y tras la cual solo se hace frente al pago de los gastos esenciales de funcionamiento del Estado, como los salarios de los funcionarios, los suministros, las prestaciones o el servicio de la deuda.

Esto significa que no se pondrán en marcha operaciones y licitaciones que aún no se hubieran ejecutado y cuyo compromiso de gasto se trasladará al presupuesto del siguiente ejercicio.

El presupuesto de 2016 ya había sido recortado en abril con la adopción de un acuerdo de no disponibilidad de 2.000 millones de euros, equivalentes a una reducción del 3% del presupuesto de los Ministerios, de los que Fomento asumió la mayor parte (598 millones).

El adelanto del cierre del presupuesto de este año se ha incluido en las alegaciones presentadas por el Gobierno en funciones a la Comisión Europea en contra de que se sancione a España por la insuficiente corrección del déficit público.

Junto con el menor gasto que acarreará esta medida, el Ejecutivo también prevé mejorar los ingresos con la subida de los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades, que permitirá recaudar 6.000 millones de euros adicionales en un año, además de con nuevos instrumentos de lucha contra el fraude fiscal, lo que calcula que ingresará otros 1.000 millones.

Comentarios