miércoles 13.11.2019
Pixabay

¿Hace falta tener nómina para solicitar un préstamo rápido?

Los préstamos rápidos como Freezl se adaptan a cualquier tipo de persona y ayudan a resolver los problemas económicos que puedan surgir

Préstamos rápidos
Préstamos rápidos

Los préstamos rápidos son un tipo de recurso económico que nos pueden ayudar a salir de situaciones algo complicadas. Y es que, por mucho que podamos llegar a creer que lo tenemos todo controlado, en cualquier momento se nos puede presentar uno de esos pagos a los que no podemos hacer frente y que pueden terminar por arruinarnos.

Los préstamos rápidos, como los que te ofrecen en empresas como Freezl, tienen unas condiciones más bien reducidas por lo que, al menos en teoría, están preparados para adaptarse a todo tipo de persona.

Sin embargo, ésto no quiere decir que se los concedan a cualquier persona; uno de los requisitos que se tienen que cumplir es aportar una fuente regular de ingresos. Es por ello, por lo que lo más habitual es pensar que nos hace falta una nómina ¿pero realmente es así? ¿Necesitamos si o si una nómina o no nos van a conceder el crédito? Sigue leyendo para analizar nuestra conclusión sobre este tema.

Acreditación de ingresos regulares para pedir un préstamo rápido

Lo cierto es que no hace falta que tengamos una nómina. También puede valer lo que estamos cobrando del paro, un subsidio, una prestación de incapacidad, de orfandad, incluso cualquier otra cuantía económica, siempre y cuando se perciba de forma regular y que, al mismo tiempo, seamos capaces de demostrarlo.

Ahora bien, a la hora de pedir mini préstamos rápidos Freezl habrá que tener en cuenta que el proceso será mucho más rápido con una nómina y probablemente con una copia del contrato del trabajo. De esta manera se podrá acreditar si el contrato es o no regular, lo que se cobra realmente, la categoría profesional a la que pertenece.

Y es que, si estos créditos tan sólo estuvieran limitados a aquellas personas que tienen nómina, serían muy pocos los clientes los que podrían optar a ellos. Con una nómina se tiene una mayor capacidad de crédito, por lo que la probabilidad de necesitar de un crédito es mucho más reducida. El hecho de poder usar, por ejemplo, la cuantía del paro, nos da la oportunidad de recuperarnos mientras encontramos el siguiente trabajo.

Así que ya lo sabes: puedes pedir créditos rápidos sin necesidad de tener una nómina pero, eso si, en cualquier caso necesitaremos acreditar que percibimos ingresos de forma regular.

Comentarios