sábado 06.06.2020

Godó plantea hacer un ERTE de tres meses en el grupo, incluida la Vanguardia

El grupo Godó ha comunicado a sus trabajadores la intención de presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) durante abril, mayo y junio por el impacto económico del coronavirus, una medida ya acordada en algunas de sus empresas y que explora también para el diario La Vanguardia

Godó plantea hacer un ERTE de tres meses en el grupo, incluida la Vanguardia

Fuentes del Grupo Godó han indicado  que en estos momentos "se están explorando todas las posibilidades, en conversaciones con los diferentes comités de empresa del grupo, para encontrar la mejor solución para todo el mundo".

La dirección ha enviado una carta a los empleados del grupo en la que avisa sobre las "muy graves" consecuencias económicas de la pandemia y en la que afirma que "desde el primer minuto, hemos notado ya una caída muy fuerte de la publicidad" según otras fuentes próximas al grupo.

Anuncia la carta que, ante esta disyuntiva, "la empresa ha aprobado una serie de medidas de choque para tratar de compensar este impacto negativo" en el presupuesto y concreta que se han tomado decisiones que afectan a la distribución del diario, reducción de partidas de marketing, rebaja en las tarifas de las colaboraciones, ahorro en viajes y dietas, entre otras.

Y añade que también se pedirá "un esfuerzo a todos los trabajadores mediante la aplicación de un ERTE que afectaría a todas las áreas del Grupo Godó, más allá de la propia La Vanguardia".

En el caso de RACC 1 la empresa ha planteado a la totalidad de su plantilla y a la de RAC105, unas 140 personas, un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de un 10% de jornada y sueldo durante abril, mayo y junio.

El director de estas emisoras, Jaume Peral, ha explicado que esta medida se ha tomado a consecuencia del impacto de la caída de la publicidad desde la irrupción de la pandemia y ha subrayado el "altísimo grado de responsabilidad por parte de todo el mundo.

Ha reconocido que estos días en la emisora se han tenido que reinventar "porque nunca habíamos hecho radio sin casi nadie en la ella, con un ajuste en muchos aspectos y adaptándonos a una situación nueva" y ha añadido que la respuesta de todos los profesionales "ha sido muy buena y los diferentes equipos han sido capaces de superar las dificultades técnicas y tirar adelante la programación".

Fuentes del comité de empresa han señalado por su parte que la plantilla ha sido consultada sobre el ERTE y de forma mayoritaria lo ha aceptado, aunque "estamos descontentos con estos recortes, que significan dieciséis horas menos al mes de trabajo, cuando ya teníamos una carga muy importante".

En el caso de La Vanguardia la carta a los trabajadores decía que estaba pendiente de un acuerdo en el caso de este rotativo, a cuyo comité se ha comunicado la medida y con el que se negociarán las condiciones exactas en el plazo de cinco días.

Precisamente en un comunicado enviado a los trabajadores, el comité de La Vanguardia rechaza el ERTE al considerar que no se puede "reducir la jornada cuando la actividad supera con creces a la habitual, y cuando las jornadas están muy por encima de lo estipulado", por lo que entiende que es "inasumible y contradictorio". 



Comentarios