domingo 25/10/20

Varios economistas creen que el PIB anual caerá un 12,2 % este año

El Consejo General de Economistas (CGE) ha empeorado en un punto porcentual sus previsiones sobre la evolución de la economía española 

El Consejo General de Economistas (CGE) ha empeorado en un punto porcentual sus previsiones sobre la evolución de la economía española y considera que el Producto Interior Bruto (PIB) se contraerá el 12,2 % en 2020, tras incorporar los últimos indicadores conocidos.

Esta es una de las conclusiones del Observatorio Financiero publicado hoy, presentado en un acto virtual en el que han participado el presidente del CGE, Valentín Pich, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, el presidente de la Comisión Financiera del CGE, Antonio Pedraza, y los coordinadores del Observatorio.

Según han explicado, la caída del turismo y del comercio minorista en julio, agosto y septiembre, con un peso en el PIB en torno al 25 %, son las razones que llevan al CGE a moderar sus estimaciones de crecimiento en el último trimestre y situarlo entre un 6,5 % y 9 %, con lo que también revisan a la baja el dato anual.

Para 2021, se estima que el crecimiento podría situarse en torno al 7,2 %, teniendo en cuenta el efecto que tendrán los fondos europeos que recibirá España, aunque habrá que esperar hasta 2022 para que se noten los efectos de dichos fondos, siempre y cuando se hagan las reformas que se están demandando, explica el CGE.

En este sentido, el presidente de los economistas se ha referido en concreto a la necesidad de mejorar la productividad, con ayuda de la inversión en proyectos más innovadores y la introducción de cambios en el mercado de trabajo.

También ha dicho que "es urgente la aprobación de los nuevos presupuestos adaptados a la realidad actual, que incorporen además el destino de las ayudas europeas, dado que estas ayudas deberán estar asignadas a proyectos concretos que ayuden a la reactivación de la economía".

La incertidumbre acerca de la situación sanitaria, y por ende de las perspectivas económicas, hacen prever que tanto el consumo privado como la inversión y las exportaciones se mantengan en tasas negativas, añade el CGE.

En cuanto al efecto en las cifras de empleo, el número de ocupados disminuyó en algo más de un millón en el segundo trimestre, un 6 % menos de ocupados que en el mismo periodo de 2019, sin incluir a los trabajadores afectados por un ERTE (considerados ocupados en la EPA).

En este sentido, la cifra de ocupados que efectivamente ha trabajado en el segundo trimestre se reduce hasta los 13.901.000 (35,1 % de la población de 16 y más años).

En cuanto a las Cuentas Financieras de la Economía Española por sectores, los últimos datos conocidos, relativos al primer trimestre, ya apuntan al incremento de la deuda pública, más agravado en el segundo trimestre por el incremento del gasto sanitario y las ayudas aprobadas para combatir la crisis social provocada por la pandemia. 

Comentarios