miércoles 16.10.2019

El Congreso votará una enmienda para descongelar las pensiones contributivas

El Gobierno alega que no se le olvidó vetar estas pensiones y que no lo hizo por exisitir una financiación alternativa

El pleno del Congreso votará este martes una enmienda a los presupuestos de 2011 del grupo ERC-IU-ICV para evitar que se congelen las pensiones contributivas el próximo ejercicio, que sigue viva porque el Gobierno olvidó vetarla en comisión, explicó este lunes la diputada de este grupo Núria Buenaventura.

Durante el debate en el pleno de las enmiendas parciales a los presupuestos, la diputada Buenaventura dijo que el Gobierno finalmente no podrá evitar que se produzca la votación en el pleno, como era su intención al vetar en la Comisión de Presupuestos las enmiendas que todos los grupos -salvo PSOE, PNV y CC- presentaron en este sentido.

No obstante, el Ejecutivo olvidó uno de los cambios propuestos por ERC-IU-ICV a la sección 60 de los presupuestos -la referida a la Seguridad Social-, en la que se pide que se mantenga el poder adquisitivo de las pensiones a costa del superávit de esta institución.

El Gobierno responde que no olvidó vetarlas

El Gobierno no vetó la enmienda de IU-ICV que pide retirar la congelación de las pensiones porque dicha modificación proponía una financiación alternativa y por tanto no es susceptible de dicho veto.

Fuentes del Ejecutivo aseguraron este lunes a EFE que el hecho de que esta enmienda se vaya a debatir en el Congreso no responde a un olvido del Gobierno, que vetó todas las demás propuestas de modificación en las que los partidos de la oposición pedían anular la congelación de las pensiones contributivas para el año que viene.

Las mismas fuentes recordaron que, para que el Gobierno pueda vetar una enmienda -y evitar así que se vote en las Cortes-, dicha propuesta tiene que promover un aumento del gasto o una reducción de los ingresos que suponga elevar el déficit y que no busque una fuente de financiación alternativa para evitarlo.

En el caso de la enmienda de IU-ICV, se propone que los 1.500 millones de euros que supondría elevar las pensiones se saquen del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, y por tanto no supone aumentar el déficit más allá de lo previsto.

Por eso, insistieron desde el Ejecutivo, esta enmienda no se encuentra entre las veintidós propuestas de modificación que vetó el Gobierno