domingo 1/8/21
Cambios en Prisa

Cebrian se despide, por tercera vez

Manuel Polanco Moreno, vicepresidente ejecutivo, sustituirá a Cebrián el 31 de diciembre

cebrián
Cebrián.

Quiza sea la vencida. Tras una larga pelea, que ha incluido al Gobierno, el Consejo de Administración de Prisa se reunía este miércoles por la mañana para sustituir a Juan Luis Cebrián como presidente ejecutivo.

Pese a los esfuerzos del periodista, la rebelión de varios accionistas y miembros del consejo ha forzado su salida tras lograr aparcar dos veces su sustitución, primero con Javier Monzón y, después, con Jaime Carvajal.

Manuel Polanco Moreno, vicepresidente ejecutivo y persona de PRISA en los últimos 25 años, llevaba tiempo enfrentado con Cebrián. Polanco ha logrado conformar la decisión del núcleo duro y permite a la familia fundadora tomar el control del grupo.

El pacto sucesorio permitirá a Cebrián una presidencia honorífica en El País, a pesar de los recelos de la mayoría de los accionistas.

Conflicto con los accionistas

Amber Capital, propietario de un 19,3% del accionariado, le exigió abandonar las funciones ejecutivas y ceder la gestión al nuevo consejero delegado, Manuel Mirat.. Con el apoyo de HSBC, CaixaBank y Banco Santander, entre otros, Amber logró ya un vuelco en la gestión de Prisa y Cebrián se vio obligado a sustituir al hasta ahora consejero delegado, José Luis Sainz, por Manuel Mirat, que desde 2015 era consejero delegado de El País y Prisa Noticias.

Cebrián obtuvo el respaldo mayoritario en la junta -de más del 92% del accionariado- tanto a su gestión en la empresa como a la remuneración percibida en el último ejercicio y a la política retributiva de los próximos tres años. Y eso a pesar de que Joseph Oughourlian, el representante de Amber, había votado en contra en el consejo de administración en el que se aprobó el plan de remuneración y se movilizó para que se volviera a votar en la Junta de Accionistas, al imponerlo como otro punto del día.

Situación de la deuda 

A Juan Luis Cebrián se le estaba acabando el tiempo y las opciones para cumplir con sus acreedores. El hasta ahora presidente de Prisa llevaba varios años vendiendo activos, subastando deuda y realizando ampliaciones de capital. La dueña de El País necesita conseguir 956,5 millones de euros en menos de un año para afrontar el pago de la deuda que vence y evitar que los fondos buitre se repartan lo que queda del grupo. Dos terceras partes de la deuda crediticia de Prisa ha sido vendida a los fondos Angelo Gordon, Och-Ziff y Avenue .

La designación de Polanco ha sido anunciada por el propio Cebrián en la junta general extraordinaria que se ha celebrado justo después del consejo y en la que se debe aprobar una nueva ampliación de capital de 450 millones y   la conversión de 100 millones de deuda en acciones.

Cebrián abandona tras una gestión en la que el capital de la entidad ha pasado de más de 3.000 millones de euros a apenas 200, pese a inyectar mas de 800 millones en ampliaciones de capital y canjes de deuda.

Comentarios