lunes 25/10/21

Banegas promete combatir una tasa de paro que le avergüenza si lidera la CEOE

La elevada tasa de paro la achaca a las rigideces de un mercado laboral excesivamente regulado

Banegas promete combatir una tasa de paro que le avergüenza si lidera la CEOE

El candidato a la presidencia de la CEOE, Jesús Banegas, promete que si asume la responsabilidad de la patronal estará todos los días viendo "qué demonios" se puede hacer para salir de una crisis que ha elevado el número de parados a cerca de 4,6 millones, una cifra de la que asegura sentirse avergonzado.

Acostumbrado a hablar sin tapujos, el presidente de la patronal tecnológica AMETIC se muestra más moderado que otras veces en una entrevista a un mes de que se celebren las elecciones a la presidencia de la CEOE, de las que saldrá el sustituto de Gerardo Díaz Ferrán.

Defensor a ultranza de la figura del empresario, que ve socialmente denostada, y del mercado libre, que cree coartado por una regulación excesiva, considera que la CEOE ha sido demasiado pasiva con los libros de texto de enseñanza secundaria que contienen "valoraciones peyorativas" del capitalismo.

La elevada tasa de paro la achaca a las rigideces de un mercado laboral excesivamente regulado, en el que las empresas no tienen la libertad de organizarse para "torear" la crisis mejor, razón por la que considera justificado que en la situación actual los salarios bajen o lo pactado en negociación colectiva se incumpla.

En los sindicatos dice ver una actitud dialogante y asegura que hay "razonamientos compartidos", pero no cree que se pueda llegar a nada si no asumen la necesidad de una "renovación fundamental" de las reglas de juego del mercado de trabajo.

De la reforma laboral afirma que es "insustancial" y sólo establece más causas de despido que quedan a merced de los jueces, "una institución que los países más importantes y competitivos de la tierra no utilizan".

Banegas cree que hay que abrir un debate nuevo y no hacer "pequeñas chapuzas, ni pequeños arreglos".

Reforma del sistema educativo

Asimismo, aboga por un mayor protagonismo a la agencias privadas de colocación y por una reforma profunda del sistema educativo y de la formación ocupacional, razón por la que se pregunta por qué España aún no ha importado lo mejor del modelo estadounidense en estos aspectos.

Coincide con el Gobierno en que es imprescindible reformar el sistema de pensiones y no entiende el "dogmatismo" de quienes no quieren adaptarse a un mundo cambiante, sobre todo porque está convencido que cuanto antes se haga menos "doloroso" será.

En esta cuestión apuesta por dar libertad para alargar la vida laboral y por pagar mejores pensiones a quienes más hayan trabajado, ya que no ve justo que quien cotice 40 años a la Seguridad Social reciba la misma pensión que quien lo haga durante 20 años.

Para Díaz Ferrán sólo tiene buenas palabras y asegura que su labor ha de ser reconocida, pero admite que la ruina de sus empresas ha dañado la imagen de la CEOE y aún no tiene muy claro si le ofrecería algún cargo no ejecutivo que le mantuviera ligado "a la casa".

Lo que sí tiene decidido es emprender una renovación para convertir la CEOE en un referente "que ilumine el futuro de España", impulsando el papel de su Fundación que se dedicaría a hacer análisis económicos de "altos vuelos intelectuales" con independencia política, rigor y seriedad.

Candidatos amigos

De los otros dos candidatos -el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, y el presidente de la catalana Fomento del Trabajo Joan Rosell- asegura que son amigos y no cree que finalmente concurran a las elecciones ni el titular de la patronal madrileña, Arturo Fernández, ni el ex presidente de Endesa y ex diputado del PP Manuel Pizarro.

Banegas siente que parte en buena posición en la carrera electoral, porque tiene "bastante conocimiento de causa" y genera "buena impresión", además de contar con sobrada experiencia profesional e institucional en un sector -el de las tecnologías- que entiende que está llamado a ser la punta de lanza de la recuperación económica.

A su juicio, el presupuesto para impulsar la innovación debería aumentar "muchísimo", por lo que no comprende que España siga gastando en cooperación internacional "más de 5.000 millones de euros al año".

"España no puede dedicarse a crear empleo barato como hacen los chinos o los vietnamitas, tiene que crear empleo mejor remunerado que sólo se puede ofrecer si tenemos una economía con mucha inversión tecnológica", asegura.