Martes 23.04.2019

El Banco de España aboga por cuentas nocionales para las pensiones

El Banco de España ha instado a que se incorpore un sistema de cuentas nocionales, que ajuste la pensión a lo efectivamente cotizado, con el fin de garantizar la transparencia y facilitar a los ciudadanos la toma de decisiones sobre ahorro y financiación con la suficiente información y antelación

Banco de España (Madrid)
Banco de España (Madrid)

"La incorporación al sistema de elementos que se han dado en llamar 'cuentas nocionales' puede ser una solución interesante", ha explicado el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, durante el seminario de pensiones organizado por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondo de Pensiones (Inverco).

Arce ha hecho referencia a un sistema de cuentas nocionales de contribución definida que registre todo lo que el trabajador cotice a lo largo de su vida laboral y que ajuste la pensión a lo efectivamente cotizado.

Con este modelo, la pensión a la que tendrá derecho se calculará en función de todo lo aportado y de otras variables como la esperanza de vida en el momento de su jubilación, la ratio entre cotizantes y jubilados o el crecimiento del PIB.

Arce ha instado a impulsar dos "palancas" fundamentales para asegurar el sistema público de pensiones, que van desde garantizar la sostenibilidad financiera y social hasta el mantenimiento del carácter contributivo a través de una gestión transparente y previsible.

Por este motivo, desde el Banco de España se ha instado a rediseñar el sistema público de pensiones "con cierta celeridad", con actuaciones sobre los gastos y los ingresos que den una solución lo suficientemente duradera.

Ha recalcado que es necesario introducir en el centro del debate político las consecuencias "importantísimas" que tiene el envejecimiento poblacional, que en España es más acusado que en otros países, ya que no solo tendrá impacto en el sistema de pensiones, sino también en muchos otros ámbitos de la economía como la productividad, los equilibrios macrofinancieros y el futuro de la política fiscal y monetaria.

Por este motivo, desde el Banco de España se ha instado a impulsar estrategias que favorezcan la natalidad o establecer políticas de inmigración flexibles acordes con el mercado de trabajo español para paliar las consecuencias del envejecimiento.

Además, el Banco de España ha advertido que, manteniendo el resto de factores constantes, la evolución demográfica implicaría un aumento del gasto en pensiones entre 7,6 y 13,5 puntos porcentuales de PIB en 2050.

En España, los activos de los fondos de pensiones privados alcanzan el 14 % del PIB, frente al 50 % en la media simple de la OCDE, por lo que Arce ha aconsejado darle más peso al ahorro privado para complementar el sistema público de pensiones.

Desde el Banco de España han advertido de que eliminar el tope máximo de cotización tendría un potencial recaudatorio alto, pero podría afectar negativamente a la demanda de trabajo.

Por otro lado, para el Banco de España "sería aconsejable" limitar el uso de exenciones y beneficios fiscales en las cotizaciones sociales, dado que su eficacia sería limitada.

Además, el organismo ha destacado que un incremento de la imposición (indirecta) podría ser una alternativa, pero afectaría a toda la población, incluyendo a los propios pensionistas y tendría implicaciones importantes sobre el carácter contributivo del sistema. 

Comentarios