Lunes 10.12.2018
Los bancos a la espera de la decisión del tribunal supremo

La banca retira información en sus webs, pendientes del Supremo

Los principales bancos españoles han retirado de sus páginas webs la información disponible sobre las hipotecas a la espera de que el Tribunal Supremo aclare si es la entidad o el cliente el que deberá hacerse cargo del impuesto asociado a estos créditos

Banco de España, Madrid.
Banco de España, Madrid.

Algunos bancos españoles están revisando las condiciones de los préstamos hipotecarios, y tampoco están ofreciendo esta información en sus oficinas, aunque no han suspendido la firma de hipotecas que ya estaba prevista.

La estrategia comercial sobre hipotecas de la banca está a la espera de la decisión que adopte al respecto el Tribunal Supremo.

El presidente del Alto Tribunal, Carlos Lesmes, se reunirá hoy con los magistrados que el pasado jueves dictaron la sentencia que establecía que la banca, y no sus clientes, debía hacerse cargo del pago del impuesto de actos jurídicos documentados en la firma de una hipoteca.

Según han confirmado fuentes del Supremo, esta reunión, de carácter interno, servirá únicamente para analizar la situación creada después de la citada sentencia, y de la nota posterior, en la que el Tribunal convocaba una reunión plenaria de los magistrados de lo Contencioso-Administrativo para confirmar o no la jurisprudencia creada.

Tras la sentencia del jueves, al día siguiente, el Supremo, ante la "enorme repercusión económica y social" del fallo, anunció que estudiaría su propia decisión. 

A pesar de todo esto, los bancos que cotizan en la Bolsa española continuaban recuperando terreno hoy, igual que el viernes, a la espera de la decisión definitiva del Tribunal Supremo sobre si es la entidad o el cliente el que debe pagar el impuesto de las hipotecas.

A las 9.20 hora local, Liberbank encabezaba las subidas del sector, con un repunte del 1,82 %; en tanto que Bankinter, subía el 1,73 %, BBVA, el 1,54 %, Santander, el 1,37 %, Caixabank, el 0,76 %; Sabadell, el 0,60 %; Bankia, un 0,34 % y Unicaja, el 0,24 %.

Todo comenzó el pasado jueves, cuando el Tribunal Supremo rectificó su propia doctrina y decidió que debía ser la entidad financiera y no el cliente, la que debía hacerse cargo del impuesto de actos jurídicos documentados asociado a la firma de una hipoteca.

La noticia provocó ese día un grave cataclismo en la cotización de los bancos, un fuerte batacazo que en algún momento de la sesión llegó a rozar el 9 %, ante el enorme desembolso -que podría rondar los 1.900 millones de euros- que tendría que realizar la banca.

Para una hipoteca media de 150.000 euros contratada a 25 años, el desembolso para el consumidor se sitúa en unos 1.500 euros.

Ese día, la banca perdió en torno a 5.500 millones de euros en capitalización bursátil, que comenzó a recuperar al día siguiente, cuando el Supremo anunció que estudiaría de nuevo su propia sentencia.