martes 30/11/21
Diseñada por un estudiante universitario

Una aplicación de moda sostenible

Ethical Time concebida para facilitar el acceso a marcas de moda sostenible pone en marcha una campaña de microfinanciación colectiva para obtener recursos 

Fundador de Ethical Time
Fundador de Ethical Time

Etical Time, una asociación sin ánimo de lucro fundada por Ignasi Eiriz, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Pompeu Fabra, pone en marcha, a partir del día diez de diciembre, una campaña de financiación colectiva para lanzar la primera aplicación de moda sostenible en España.

Lo que se propone la aplicación es la creación de un espacio virtual gratuito que sirva como punto de encuentro entre marcas de ropa que sigan principios sostenibles y los consumidores.

La aplicación y página web recogerá todas las tiendas de España que cuenten con marcas responsables con el medio ambiente y que pretendan generar un impacto social positivo. El proyecto concentrará, además, todas las paginas de venta online ya que, como asegura su creador, “la mayoría de las empresas del sector solo tienen presencia vía online”.

Ignasi Eriz señala que “el propósito es definir un espacio que facilite la compra con valores éticos. Somos muchas las personas concienciadas, pero pocas las que actuamos consecuentemente por falta de recursos”. Para ello, la aplicación se presentará como un servicio gratuito tanto para los usuarios que se la descarguen como para las marcas y tiendas que quieran formar parte de la iniciativa.

El innovador proyecto de Ethical Time pretende crear la primera “Red de Consumidores de Moda Sostenible”. Un espacio para consumidores éticamente sensibilizados que, además, puedan verse beneficiados por descuentos en las compras de las marcas presentes.

Este mes de diciembre se impulsa la campaña de microfinanicación para impulsar la aplicación móvil y de página web. Las aportaciones se podrán realizar a partir del 10 de diciembre a través de la plataforma Verkami, hasta recaudar un total de 20.000 euros, cifra que permite hacer realidad el proyecto.

La iniciativa desea presentarse el próximo mes de abril, en conmemoración del derrumbamiento del edificio de Dacca, donde murieron más de mil personas trabajadoras del sector textil.