martes 26/10/21

Análisis diario. Cierre de mercados

Análisis facilitado por Singular Bank 
ibex

El IBEX 35 ha superado el umbral de 8.800 puntos.

Predominio del tono alcista entre los principales mercados de renta variable de Asia-Pacífico, en contraste con el tono mixto de las bolsas de Europa más representativas (tras un inicio de sesión en verde) y de EEUU a cierre de la sesión europea.

Todo ello en un contexto de gradual optimismo no sólo sobre la normalización de la situación epidemiológica en los próximos meses y la recuperación económica, sino también apoyada en la positiva temporada de resultados corporativos.  

En este sentido, las principales compañías a nivel global que han presentado sus resultados del 1T han superado las expectativas del consenso de mercado, lo que ha servido, entre otros factores, para sustentar la tendencia alcista de la renta variable desde principios de noviembre. En el caso de EEUU, a cierre de la sesión de ayer, los resultados de Apple y de Facebook superaron las previsiones del consenso. Por su parte, en Europa hoy ha sido el turno de compañías como Nokia o las petroleras Royal Dutch Shell o Total.

Paralelamente, la primera lectura de la evolución de su PIB del 1T registró un crecimiento de un 6,4% en términos anualizados, 2,1 pp superior a su avance en el 4T de 2020. Un dato que ha superado ligeramente la estimación del consenso de analistas de un repunte de un 6,1% anualizado. Esta evolución responde principalmente al fuerte incremento del consumo interno apoyado en la nueva ronda de estímulos fiscales adoptados por la Administración Biden y la relajación de las restricciones de movilidad. Por otro lado, las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU han contabilizado un nuevo descenso, disminuyendo por tercera semana consecutiva hasta 553.000 nuevas solicitudes (566.000 anterior), su menor nivel desde el comienzo de la pandemia.

Por otro lado, en Europa el foco de interés se ha situado principalmente en la evolución del nivel de precios de abril en Alemania y España, a la espera de la publicación mañana del IPC de abril y de la primera estimación del PIB en el 1T de la Eurozona. En este sentido, en un contexto marcado por el profundo efecto base del mismo período de 2020 marcado por el comienzo de la crisis sanitaria, la inflación tanto en España como en Alemania ha alcanzado el umbral del 2,0% anual. En concreto, el IPC en España en abril se situó en un 2,2% anual, su mayor nivel desde octubre de 2018, y en Alemania en un 2,0% anual, su mayor registro desde abril de 2019.

Asimismo, todo indica que la Comisión Europea habría concluido las negociaciones con el consorcio Pfizer/BioNTech para el suministro de hasta 1.800 millones de dosis de su vacuna frente al covid-19 entre finales de 2021 y 2023. Paralelamente, el optimismo respecto a la normalización de la situación epidemiológica en los próximos meses se ha visto reflejado en las medidas de relajación de las restricciones tomadas por Francia, que reabrirá sus negocios no esenciales el próximo 19 de mayo y suprimirá el toque de queda el 2 de junio, y por la decisión del alcalde de Nueva York de la reapertura total de la ciudad (capacidad al 100% de aforo) el próximo 1 de julio.

No obstante, el optimismo respecto a los positivos resultados empresariales, la recuperación económica y la normalización de la situación epidemiológica contrasta con el tono de ayer del presidente de la Fed, Jerome Powell, al finalizar la reunión de tipos de interés. Así, tras mantener sin cambios sus tipos de interés oficiales en mínimos históricos y su programa de compra de activos a un ritmo de 120.00 millones de euros, el presidente de la Fed ha recalcado que la recuperación económica continúa siendo asimétrica e incompleta, persistiendo los riesgos sobre la economía estadounidense. Paralelamente, ha descartado por el momento el inicio del proceso de reducción de compras de activos (tapering), aspecto en el que se habría situado la expectación de los analistas financieros. Tras estas declaraciones, ayer Wall Street cerró en negativo a pesar de la depreciación del dólar frente al resto de monedas de referencia.

En este escenario, al inicio de la jornada han predominado los repuntes entre los principales índices de renta variable de la región Asia-Pacífico, destacando hoy el repunte del Hang Seng hongkonés (+1,01%). Por su parte, el Shanghai Composite y el Sensex indio se han revalorizado un 0,52% y un 0,06%, respectivamente, mientras que el Kospi surcoreano ha caído un 0,23%. Los mercados bursátiles de Japón han permanecidos cerrados.

En Europa, entre sus principales índices bursátiles, a pesar de cotizar parte de la sesión de positivo, han cerrado con tono mixto. En concreto, el DAX 30 alemán (-0,90%) ha registrado el mayor retroceso, lastrado por la caída de los valores del sector automóviles ante la incertidumbre por el déficit de suministro de chips. Por su parte, el CAC 40 francés (-0,07%) y el Footsie 100 inglés (-0,03%) han cerrado finalmente en negativo, si bien su caída ha sido inferior a un 0,1%. En contraste, el IBEX 35 español ha cerrado con un repunte de un 0,27%.

En España, el IBEX 35 ha superado el umbral de 8.800 puntos. En concreto, ha avanzado hoy un 0,27% hasta 8.823 puntos. Entre sus componentes, la mayor revalorización se ha situado en PharmaMar (+8,03%), después de que AEMPS haya autorizado el inicio del estudio clínico de fase III de la plitidepsina como tratamiento frente al covid-19, seguido de Bankinter (+4,29%), apoyado en el repunte de un 23,1% en el primer día de cotización de Línea Directa Aseguradora. En terreno negativo, como ayer, tanto Siemens Gamesa (-3,34%) como Solaria (-3,22%) han cerrado como los valores que más han retrocedido hoy.

Asimismo, en EEUU, sus principales bolsas cotizan a cierre de sesión europea con tono mixto, a pesar de la positiva primera lectura de la evolución del 1T del PIB (6,4% anualizado), por encima de las expectativas del consenso de analistas (6,1% anualizado). Asimismo, se mantiene el ritmo de la temporada de resultados corporativos, publicándose tras el cierre de hoy los de Amazon.com o Qualcomm, entre otros.  En este escenario, el S&P 500 avanza un 0,26% y el Nasdaq Composite cae un 0,39%.

Empresarial

Laboratorios Rovi (Hoy: +3,18%; YTD: +28,36%)

La empresa del sector salud ha reforzado su colaboración en el llenado y acabado de la vacuna contra el covid-19 de Moderna, incrementando su capacidad actual. En concreto, llevarán a cabo una nueva inversión industrial en las instalaciones del Grupo ROVI en Madrid (España).

En este sentido, la inversión consistirá en la instalación de dos nuevas líneas de producción y equipos para la formulación, el llenado, la inspección visual automática, el etiquetado y el empaquetado, que proporcionará capacidad adicional de viales de la vacuna con el objetivo de abastecer a los mercados de fuera de EE.UU.

Estas líneas empezarán a estar operativas a partir del 4T de este año, y completamente en marcha en el 1S de 2022, lo que permitirá doblar la capacidad de llenado y acabado de los viales en estas instalaciones.

PharmaMar (Hoy: +8,03%; YTD: +39,01%)

PharmaMar ha obtenido la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para el inicio del ensayo clínico de fase III (denominado Neptuno), que determinará la eficacia de plitidepsina para el tratamiento de pacientes hospitalizados con infección moderada de covid-19.

En concreto, esta autorización se ha obtenido mediante el Procedimiento Voluntario de Armonización (VHP, Voluntary Harmonisation Procedure) de ensayos clínicos de la UE, que permite la evaluación simultánea del estudio clínico por las autoridades competentes en todos los Estados miembros participantes.

El objetivo principal del estudio es evaluar la plitidepsina frente al estándar de tratamiento autorizado y administrado en cada país (dexametasona o dexametasona en combinación con remdesivir). En concreto, se analizará qué porcentaje de pacientes logran una recuperación completa en el día 8 (±1 día) y que no vuelven a ser ingresados por infección de covid-19 después de 31 días.

Finalmente, PharmaMar ha señalado que se prevé reclutar a más de 600 pacientes en este ensayo, proyectándose que se realice no sólo en Europa, una vez se obtenga las correspondientes autorizaciones

Repsol (Hoy: -1,05%; YTD: +23,05%)

La empresa petrolera española ha anunciado que el importe neto de la cifra de negocio (proxy de ingresos netos) se situó en el 1T en 10.592 millones de euros, un 4,9% inferior al registrado en el mismo período de 2020, si bien siendo un 18,1% más elevado que el del trimestre anterior (4T de 2020).

Todo ello en un contexto en el que el precio medio del barril Brent (61,1 dólares) se situó un 38,2% por encima del registrado entre los meses de octubre y diciembre, y un 22,0% superior al 1T de 2020.

Por divisiones de la compañía en el 1T de este año:

  • El área de exploración y producción (upstream) facturó 1.494 millones de euros, un 8,6% más que en el 1T de 2020, apoyado en el incremento del precio del barril de crudo. En la parte baja de la cuenta de resultado, el área de upstream de Repsol ganó 327 millones de euros, representando un significativo aumento respecto al 4T (195 millones de euros) y al 1T de 2020 (90 millones de euros).

 

  • El área industrial (downstream) registró un importe neto de la cifra de negocio de 7.913 millones de euros, niveles similares a los del mismo periodo del año anterior (8.168 millones de euros), si bien un incremento de un 18,3% respecto a los datos del 4T de 2020 (6.687 millones de euros).  No obstante, la diferencia en rentabilidad es más significativa, una vez que en los tres primeros de este año ganó 73 millones de euros (0,9% ingresos), frente a 288 millones de euros en el 1T de 2020 (3,5% ingresos) y 68 millones de euros entre octubre y diciembre del año pasado (1,0%).

 

  • El área comercial y de renovables registró unos ingresos de 4.389 millones de euros, inferior a los de un año antes (5.022 millones de euros), aunque superiores a los del 4T de 2020 (4.186 millones de euros). El resultado neto se situó en 101 millones de euros, por debajo tanto del 1T (121 millones de euros) como del 4T del año pasado (153 millones de euros), debido principalmente al impacto del covid-19, la borrasca Filomena y los menores márgenes de GLP (gas licuado del petróleo).

 

  • El área de corporación y otros, que aglutina los gastos de funcionamiento de la entidad, afectó negativamente en la cifra neta de negocio en 3.204 millones de euros y en 30 millones de euros en el resultado neto.

 

Por otro lado, todos los negocios de Repsol obtuvieron un flujo de caja operativo positivo, que en el conjunto del Grupo ascendió a un total de 1.030 millones de euros, y un flujo de caja libre también positivo que sumó 507 millones. A su vez, en los tres primeros meses de este año Repsol redujo en 326 millones de euros (-5%) su deuda neta hasta 6.452 millones de euros, mientras que la liquidez alcanzó los 8.456 millones de euros (2,93x los vencimientos a corto plazo).

Finalmente, el resultado neto ajustado, que mide el desempeño de los negocios, alcanzó 471 millones de euros, un 16,6% más que en el 4T de 2020 y un 5,4% más que en el mismo período del año pasado. Asimismo, incluyendo el efecto patrimonial ante el incremento del precio de barril de crudo (+321 millones de euros) y sustrayendo otros resultados específicos (principalmente provisiones, -144 millones de euros), el grupo Repsol ganó 648 millones de euros entre enero y marzo. Todo ello tras registrar en el 4T de 2020 unas pérdidas de 711 millones de euros y en el 1T del año anterior de 487 millones de euros.

 

Comentarios