sábado 23/1/21

2021, un año que se antoja aún insuficiente para recuperar las cifras de empleo preCovid 19

España es uno de los países en los que más está afectando la pandemia del coronavirus a todos los niveles. En el ámbito sanitario la tercera ola ya está presente y está dejando cifras de incidencia acumulada y fallecidos diarios que causan mucho impacto

La llegada de esta nueva oleada de contagios es consecuencia directa de las fechas navideñas, pero se espera que los datos sigan siendo preocupantes hasta bien entrado el mes de febrero, pues a la Navidad se suma el temporal Filomena, que va a hacer aumentar las cifras.

Ante este panorama, 2021 se presenta todavía como un año insuficiente para recuperar las cifras de empleo previas al Covid 19, pues es preciso señalar que España es, junto con Irlanda, el país en el que la pérdida del empleo contribuye más a la pérdida de masa salarial, es decir, donde más necesario es disponer de un empleo para sobrevivir.

El paraguas de los ERTE, también insuficiente

En el pasado año 2020, los ERTE fueron el salvavidas para cientos de miles de empleados. A finales de noviembre eran casi 750.000 trabajadores los que se encontraban bajo este paraguas, que es el que ha permitido que el desplome del PIB debido a la pandemia no se haya traducido en un aumento del paro con cifras incontrolables.

Otro dato preocupante es el de la pérdida de empresas, que se situaba a finales de septiembre en torno a las 85.000 si contamos desde febrero a esa fecha. No obstante, es importante señalar que en el periodo central del año hubo una tímida recuperación, pues en abril, en pleno confinamiento, se habían cerrado 133.000 empresas.

Estos datos, y otros muchos, dejan como escenario un panorama poco esperanzador, con un aumento de casi medio millón en el número de parados de larga duración. La Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de 2020 muestra que existen en España 1,33 millones de personas que llevan más de un año en paro, casi el 36% de los desempleados.

¿Podrá 2021 iniciar la recuperación en el empleo?

El año 2020 ha sido absolutamente desastroso para el empleo en España. La noticia positiva es que los ERTE han ayudado a amortiguar esa caída, pero incluso así la economía ha sufrido un importante descenso en el PIB.

En el presente 2021 se espera un rebrote que haga recuperar en parte la situación previa a la pandemia, pero la recuperación total no llegará en este año, que nuevamente volverá a estar marcado, como estamos viendo, por la situación sanitaria.

Ante esta situación, los desempleados tienen que mostrarse convencidos de que su oportunidad acabará llegando. Las ofertas de trabajo no dejan de aparecer, y si bien es cierto que los cierres de empresas y los despidos siguen siendo superiores a las noticias positivas, debemos albergar esperanzas en que todo se solucione cuanto antes.

Las administraciones públicas están todas poniendo de su parte para iniciar procesos selectivos de empleo y cada día, o cada semana, publican nueva convocatorias. De este modo, podemos ver las últimas ofertas de trabajo y actividades formativas como cursos gratuitos del SEPE en páginas oficiales y en boletines, tanto el BOE como los correspondientes de comunidades autónomas y provincias.

A su vez, muchas grandes empresas están también contribuyendo a la recuperación mediante convocatorias constantes de empleo. Algunas de ellas, como es el caso de Mercadona o Carrefour, han sido imprescindibles, y lo siguen siendo, en tiempos de pandemia, por tratarse de servicios esenciales. Ocurre algo similar con los supermercados de El Corte Inglés.

En este nuevo escenario que se plantea, todos los colectivos son importantes, pues de todos ellos depende la recuperación económica, pero es cierto que algunos son más sensibles a las crisis económicas. Las personas con discapacidad, las mujeres, los jóvenes y los mayores de 50 años encabezan esas cifras de desempleo.

Una recuperación más lenta en España que en Europa

Las previsiones actuales cifran el crecimiento de la economía española en torno al 6%, un dato que coloca a nuestro país en una posición trasera en el ámbito europeo. 2021 se presenta como un año de transición, pues a pesar de que se recuperará parte del empleo, los datos negativos seguirán lastrando esa recuperación.

De esta forma, no será hasta 2022, y ya en el segundo semestre, cuando se podrá recuperar el nivel de PIB previo a la pandemia de coronavirus. A nivel mundial ese nivel previo al Covid 19 se podría alcanzar entre el tercer y el cuarto trimestre de este año, si bien todo va a depender de la respuesta a la pandemia y la esperanza depositada en las vacunas.

Comentarios