lunes 14.10.2019

Revilla pide a la afición que olvide la deuda y no convierta El Sardinero en un fortín

El presidente cántabro ha dicho que tiene "la impresión" de que el propietario del Racing, Ahsan Alí Syed, "va a acabar pagando"

El Gobierno de Cantabria ha exigido este viernes que el Racing no se use como "mercadería política" y ha hecho un llamamiento a la afición y a la plantilla para que se "olviden" de si Ahsan Alí Syed "paga o no paga" y conviertan el domingo El Sardinero en un "fortín", para que el club siga en Primera División.

Estos han sido los principales mensajes que han trasladado, en una rueda de prensa de más de una hora de duración, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y los consejeros de Economía, Ángel Agudo, y Cultura, Turismo y Deporte, Javier López Marcano.

Revilla ha dicho que tiene "la impresión" de que el propietario del Racing, Ahsan Alí Syed, "va a acabar pagando", porque considera que, si no, hubiera hecho una "operación desastrosa" tras haber desembolsado hasta ahora más "de 3,6 millones de euros" al Gobierno de Cantabria y a la Agencia Tributaria.

El presidente cántabro ha reiterado que la operación que ha llevado a cabo el Gobierno con la empresa Western Gulf Advisory (WGA), presidida por Alí Syed, ha sido "impecable", aunque, respecto al futuro del club, ha recordado que el Ejecutivo cántabro no es el propietario.

Miguel Ángel Revilla ha subrayado que el dueño del Racing es Alí Syed y ha confiado en que el domingo acuda a El Sardinero para explicar los motivos por los que no ha pagado las deudas que mantiene con los futbolistas.

El Gobierno ha ingresado hasta ahora de WGA un cheque de 750.000 euros y dispone de un aval de 1,3 millones de euros, que expiró el pasado 26 de abril y cuya ejecución solicitará a Credit Suisse "en unos días", ha explicado Ángel Agudo, quien ha recordado que el empresario indio también ha abonado casi dos millones de euros de la deuda que el club tenía con la Agencia Tributaria.

Aunque ha dicho que no le gusta "la ciencia-ficción", el consejero de Economía ha señalado que sí Alí Syed no hace frente a los pagos, el Racing volvería a la misma situación de antes de que llegara el empresario indio, aunque el Gobierno de Cantabria habría cobrado más de dos millones de euros.

"Yo no conozco a ninguna persona que vaya por el mundo tirando 3,6 millones de euros y desaparezca", ha añadido el consejero de Deporte sobre el futuro del equipo.

Tanto el presidente como los consejeros han dedicado buena parte de su comparecencia a recriminar al PP que esté criticando la operación del Gobierno cántabro en el proceso de compraventa del Racing por parte de Alí Syed y han asegurado que el único problema es que quedan unos días para las elecciones autonómicas y municipales.

Además, han lamentado que, cuando la situación deportiva del Racing es buena, los dirigentes del partido en la oposición en Cantabria se ponen "la bufanda, engalonan los balcones y los autobuses municipales" y que, cuando el equipo no va bien, dan "leña al Gobierno" con el club.
"Yo a los señores del PP les veo poco apoyando al equipo, es más, últimamente tengo mis dudas de si quieren un equipo en Primera División", ha
aseverado Revilla.

Porque ha recordado también las críticas del PP cuando el Ejecutivo decidió en 2004 apoyar económicamente al club, después de la operación fallida de venta del equipo al empresario ucraniano Dimitri Piterman, aunque el consejero de Economía ha defendido esa decisión porque ha explicado que, desde ese año, el Racing ha cosechado el "mayor éxito" de su historia: clasificarse para la Copa de la UEFA y jugar las semifinales de la Copa del Rey.

Ahora el presidente y los consejeros han reconocido que están preocupados por la falta de noticias de Alí Syed, pero han asegurado que "lo importante" es la situación deportiva del equipo -a dos puntos del descenso-, por lo que han apelado al apoyo de la afición y de los jugadores de cara a mantener al Racing en Primera División. "Es esencial para Cantabria", ha aseverado Revilla.