lunes 16.12.2019

La renovación de Iniesta no está tan clara y el Manchester sigue al acecho

El futbolista del Barça termina contrato en 2015, pero los diablos rojos querrían contar con él desde este mes de enero

El inicio de temporada de Andrés Iniesta está siendo el más atípico desde que consiguió consagrarse como uno de los mejores futbolistas del mundo. El Tata Martino le está haciendo rotar más que al resto de los jugadores clave de la plantilla, aunque ese no parece ser el mayor quebradero de cabeza del de Albacete.

Iniesta termina contrato en 2015 y de llegar en esta situación al verano del año próximo, el Barça puede temer por una gran pérdida. El jugador parece un niño, pero ya tiene 29 años y sabe que está ante el último gran contrato de su carrera. El Barça quiere contar con él cinco años más. Quiere cobrar como lo que es, el segundo jugador más valorado de la plantilla. El de Fuente Albilla debería ganar alrededor de doce millones de euros.

Hasta hace poco, parecía que esas diferencias se habían superado. El mismo jugador aseguraba que le quedaban "los mejores años" de su carrera en el Barça y el vicepresidente deportivo del club, Josep María Bartomeu, decía que Iniesta renovaría "sí o sí". Sin embargo, el centrocampista se sabe en posición de exigir en estos momentos y ha pedido lo que más ilusión le hace tener para seguir de azulgrana.

Según Esport3, de TV3, el autor del gol más importante de la historia del fútbol español ha pedido que el Barça vuelva a contratar a Emili Ricart, el preparador y amigo personal al que el Barça no renovó a final de temporada, pese a que Andrés estaba encantado con sus servicios. Con todo esto, parece que estos últimos sucesos no son más que el tira y afloja propio de este tipo de negociaciones, aunque parecía que ya todo estaba cerrado a finales de octubre.

Asimismo, cuando un futbolista de su calibre se encuentra en esta situación, es normal que aparezcan novias por todos los sitios. Según Daily Mail, el Manchester United conoce de primera mano las dificultades del jugador para renovar y está dispuesto a hacer un esfuerzo para contratarle en este mercado de invierno.