sábado 15/8/20

Policía defiende su despliegue en la concentración de aficionados del Cádiz

La Policía Nacional ha definido como "adecuado" para el desarrollo deportivo el dispositivo de seguridad desplegado el sábado durante el partido de fútbol entre el Cádiz y el Fuenlabrada, en el que se produjo una concentración de cerca de 2.000 aficionados en el entorno del estadio Ramón de Carranza

Policía defiende su despliegue en la concentración de aficionados del Cádiz

La concentración de ese grupo numerosos de aficionados para recibir al autobús que desplazaba a la plantilla del Cádiz antes del partido, en el que el club podía certificar el ascenso, que finalmente no consiguió, ha desatado miles de reacciones de indignación en las redes sociales con la etiqueta "irresponsables".

En un comunicado, la Policía se ha defendido de las críticas recibidas por no haber evitado la concentración multitudinaria, a pesar de las llamadas de todas las autoridades para cumplir las recomendaciones sanitarias de distancia social con motivo de la pandemia del coronavirus.

"No hay dispositivo posible para actuar con medidas coercitivas para el uso de la mascarilla. No es oportuno, ni congruente, ni proporcional meter en medio de la muchedumbre a los policías para sancionar a los que incumplían las medidas porque hubiera provocado una alteración grande de orden público difícil de controlar y restablecer", ha argumentado.

La Policía explicado que, una vez que descendió el nivel de concentración máxima de personas, "se fueron corrigiendo las conductas de los aficionados sobre las medidas de distanciamiento social y uso de mascarillas".

Según este comunicado, el dispositivo, que había sido coordinado en una junta local de seguridad celebrada el viernes con el Ayuntamiento, "estaba encaminado a la entrada de los equipos con mucha afluencia de público" y se desarrolló "con normalidad".

El informe policial recoge que "una vez entró el Cádiz en el estadio, los aficionados se marcharon".

A la salida, después de que el equipo amarillo perdiera ante el Fuenlabrada y no pudiera consolidar su ansiado ascenso a Primera División, "los equipos se marcharon con poca afluencia de público y, en este caso, sí se corrigió el comportamiento con un grupo de diez jóvenes que insultó a los jugadores".

Días antes del partido, el Ayuntamiento de Cádiz llamó a la "responsabilidad" de la afición, a la que pidió "sentido común, civismo" y que siguiera las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar un posible rebrote.

"Nos jugamos mucho en el ascenso del Cádiz, pero más nos jugamos como ciudad", afirmó en un comunicado el alcalde de la capital gaditana, José María González, ante la posibilidad de que se produzcan concentraciones en la vía pública.

Pese a las advertencias, y aunque la mayoría de seguidores llevaban mascarillas y guardaban la distancia interpersonal, hubo focos de aficionados que no la respetaban ni llevaban este elemento de protección.

El Cádiz puede ascender hoy matemáticamente si el Zaragoza empata o pierde su partido de esta noche ante el Oviedo. 

Comentarios