miércoles 17.07.2019
¿Listo para hacer deporte?

Lo que necesitas saber para elegir mancuernas baratas

Lo que necesitas saber para elegir mancuernas baratas

Las mancuernas baratas o pesas siempre han sido un instrumento indispensable en los gimnasios, siendo lo primero en lo que se piensa cuando quieres montar uno en casa. Sin embargo, para realizar un ejercicio variado, debes disponer de distintos tipos de pesos.

¿Cómo elegir el peso de las mancuernas?

Antes de decantarte por una mancuerna, es necesario saber cuál es la correcta, dependiendo de tus necesidades y características, de modo que puedas entrenar y conseguir la estética que buscas en el menor tiempo posible.

1) Conoce tu fuerza

Para conocer la fuerza que cada usuario tiene, una buena forma es inscribirse en un programa de entrenamiento o conseguir la ayuda de un profesional cualificado. De este modo, conocerás tu fuerza y podrás pedirle consejo para que te ayude a identificar el peso que más se adapte a ti.

En el caso de que nunca hayas utilizado una, es importante que no seas tímido y le comuniques a tu entrenador que eres nuevo en este mundo, su opinión puede abrirte muchas puertas.

2) Género

Los hombres poseen una mayor fuerza en la parte superior del cuerpo que las mujeres, lo que les permite empezar con mancuernas de un peso superior (entre 4 y 9 kilos). Las mujeres que quieran empezar deberán hacerlo con aquellas que tengan entre 2 y 4,5 kg e ir añadiendo peso a medida que se gana más fuerza.

3) Peso en base a la fuerza

Conforme vayas practicando con pesas ligeras y dominando distintos ejercicios, ve añadiendo progresivamente más peso, lo ideal es ir haciéndolo de 2 en 2 kg. Es necesario que tengas un registro de las repeticiones por ejercicio y escuchar a tu cuerpo, no lo fuerces, ya que no quieres sufrir de alguna lesión o rotura que te impida mantener la forma.

4) Cuándo agregar peso

Esta es una de las preguntas que cada vez más gente se hace ¿Cuándo debo añadir más peso a las mancuernas? Dado que tus capacidades físicas cambiarán con el paso del tiempo, es normal que ganes cada vez más fuerza.

Una vez realices de 14 a 22 repeticiones y no sientas tensión muscular, es el momento de añadir un poco más de peso a las mancuernas, haciéndolas más pesadas y volviendo a repetir los ejercicios durante un tiempo, hasta que tu cuerpo esté preparado para cargar con más peso.

5) Conocer un peso excesivo

¿Cómo sabes si el peso que has añadido es excesivo? Como se supone que has empezado con un peso en las mancuernas bajo y has ido aumentándolo progresivamente, tu cuerpo será el primero que te indique cuando la mancuerna es demasiado pesada para realizar el ejercicio. Si llegas a este punto, baja un poco hasta que encuentres un buen equilibrio.

Las mancuernas son un instrumento fundamental para aquellas personas que quieren mantener su estética o conseguir una mucho más definida. Sin embargo, es necesario que se tengan en cuenta una serie de características y consejos para saber escoger la adecuada y evitar lesiones en el futuro.

Comentarios