Viernes 14.12.2018
Selección española

Luis Enrique es presentado como nuevo seleccionador: "No habrá una revolución sino una evolución"

El técnico asturiano ha posado ya como nuevo técnico de la Selección española en un gran acto en el que ha dejado claras sus líneas. No tiene problemas con ningún jugador y su lista será en función de los jugadores que mejor estén para defender a España. Sobre la polémica por su relación con la prensa ha dejado claro que será cordial pero profesional. Junto a él ha sido presentado todo su equipo de trabajo.

Pasadas las 13:00 horas comenzaba el acto de presentación de Luis Enrique en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, en un abarrotado salón Luis Aragonés. Un acto espectacular en la forma, lejos de las presentaciones habituales en sala de prensa, con un escenario en el que una pantalla gigante ha mostrado de inicio en un video las imágenes resumidas de la trayectoria del nuevo seleccionador y todo lo que consiguió como jugador y técnico.

Un video de bienvenida tras el cual el presidente Luis Rubiales y el director deportivo José Francisco Molina han subido al escenario para darle la bienvenida a Luis Enrique, ataviado con un elegante traje oscuro, que ha posado inmediatamente con la camiseta de la Selección con su nombre en la espalda.

5le

Con los tres en el escenario, era el turno primero de los discursos, muy breves, primero del presidente, quien ha ofrecido a Luis Enrique su compromiso y su cercanía, dejando claro que ellos tuvieron claro a quién querían para el puesto desde el principio-"ha sido el único entrenador con el que hemos hablado"- y que fue fácil convencerle. "En la Federación vamos a hacer todo lo posible para que estés cómodo y tengas todo a tu alcance para hacer que la Selección vuelva a estar donde se merece".

Palabras tras la que Luis Enrique ha querido también por su parte agradecer al presidente, a Molina y la Junta de la Federación la confianza en él. "Sé lo que significa ser entrenador y ser seleccionador, porque yo he estado mucho en esta casa, que ahora está muy renovada. Y tengo mucha ilusión por este reto. Habrá que darle una vuelta de tuerca y haremos todo lo posible para que así sea", ha dicho convencido, y señalando en la patio de butacas a los que compondrán su equipo de trabajo, que "lo harán con ilusión y ganas por poder conquistar ese próximo título en juego (la Eurocopa). Así que, a por ellos, a por esos grandes objetivos".

1le

Con el turno de preguntas llegaban las cuestiones candentes sobre cómo desempeñará sus funciones de seleccionador. Pero en un día importante como el de su presentación no ha querido entrar a valorar lo que considera que le falta o le ha faltado a la Selección en las últimas grandes citas. "Ya habrá tiempo para analizar pero en el fútbol la línea entre el fracaso y éxito es muy fina y los malos resultados en las últimas grandes competiciones hablan de lo difícil que es esto, pero agradezco a Lopetegui y a Hierro el gran trabajo que han hecho. Hay mucho por hacer y hay que renovar la Selección", ha comentado.

Con pocos días en el cargo, apenas ha tenido tiempo de trabajar, pero hay cuestiones que tiene muy claras, entre ellas, su relación con los jugadores. "Me gusta tener cercanía con ellos porque transmiten ilusión pero eso no significa que con ellos tenga que consensuar las decisiones. Lo haremos en la medida en que se pueda pero luego mi tarea es tomar decisiones. Facilitaremos y ayudaremos a los jugadores todo lo posible porque ellos son los que hacen lo más difícil, que estar en el terreno de juego", ha dicho, además de asegurar que no ha hablado aún con ninguno de ellos, porque ha decidido primero conocer cuál es la situación de la Federación. "No tengo prisa, conozco personalmente a algunos de ellos y obviamente tenemos un grupo de altísimo nivel y todos los mimbres para hacer cosas, y hay que ser agresivos, hacer daño al rival, tener el balón, ser protagonistas,...pero hay mucho por trabajar y ésa es nuestra tarea", ha añadido, dejando claro que el trato con los jugadores no se regirá por la 'mano dura' que muchos le atribuyen como técnico. "Hay veces que hay que dar una colleja o un abrazo, cada jugador requiere un trato diferente y les trataré de la mejor manera para sacar lo mejor de cada uno, no se trata de mano dura o mano blanda porque cada uno tiene una necesidad. Y no soy de poner muchas normas pero sí habrá unas mínimas para que esto no sea un cachondeo", ha señalado.

4le

Una de las cuestiones que más suspicacias ha levantado es la de su relación con la prensa, que muchos han tildado de tensa, pero el nuevo seleccionador ha querido dejar claro que él no tiene ningún problema con los medios de comunicación ni con los periodistas. "Yo voy a intentar trataros como soy yo, soy bastante cercano pero estoy en un puesto en el que tengo que ser profesional y a lo mejor no resulto simpático, y no creo que tenga que serlo pero fuera de cámara sí lo soy. Espero y deseo que la relación con la prensa sea la mejor. Con la afición siempre he tenido una relación fantástica y he recibido muchos mensajes de apoyo y espero no desilusionar a nadie", ha comentado, antes de pasar a hablar sobre el estilo que quiere para esta Selección, que no es otro que el mismo que ya tiene. Eso si, evolucionado.

"Yo he demostrado en el Barça que se puede evolucionar sin tener que cambiar el estilo. Al jugador hay que darle armas para ello. Ser Selección referencia significa que todos nos conocen y nos estudian. Pero el estilo seguirá siendo el mismo, porque el perfil del jugador español es ideal para ello pero hay muchas cosas a mejorar y me gustaría que la Selección fuera como un equipo, así que el poco tiempo que estemos juntos será intenso", ha advertido. Aunque no ha querido especificar sobre lo que cambiaría de lo que han hecho los anteriores seleccionadores. "Respeto lo que han hecho los demás y notaréis los cambios cuando empecemos a trabajar. La fase más complicada para nosotros es la finalización, y lo hemos visto en este Mundial, y ahí se puede mejorar, pero necesito saber también lo que los jugadores han sentido y qué creen que se debe mejorar", a lo que ha añadido que Luis Aragonés encontró "lo que éramos de verdad: talentosos, pícaros, pillos, listos, y no muy fuertes físicamente. Somos de jugar bien, nobles, y me gusta la imagen que tiene la Selección fuera de España", y ésa es la esencia que pretende mantener el técnico asturiano.

2le

Para su primer lista del próximo 31 de agostoLuis Enrique advierte de que "no habrá una gran revolución sino una evolución, y no me importa la edad de los jugadores sino lo que puedan aportar. Intentaremos ser lo más justos posibles trayendo a los que estén mejor. Mi primera lista es de unos 70 jugadores, a los que tenemos que seguir. Habrá gente que no haya venido nuca y que vengan, los habrá que hayan venido siempre y a lo mejor no vuelven, no se sabe aún. Si alguien tiene 30 años no importa, porque los hay con 32 que no tiene lesiones y otros que con menos están tiesos, pero analizaremos caso por caso. No he hecho aún el 'lifting', pero espero que todo estén ilusionados por venir".

Eso sí, sabe que en esa lista no podrá contar ni con Andrés Iniesta ni con Gerard Piqué en un principio, ya que ambos han manifestado su decisión de no volver a jugar con la Selección. Una decisión que el entrenador respeta. En el caso de Iniesta "ojalá le hubiera podido tener con 25 años y disfrutarle mucho más. Andrés ha sido como hermano pequeño cuando éramos compañeros, y luego uno de los que más ayuda al cuerpo técnico con su comportamiento y hay que respetar su decisión porque empieza otra etapa nueva", ha comentado.

leini

Con respecto a Piqué y la posibilidad de que pudiera convencerle para que siga, Luis Enrique ha vuelto a incidir en que no ha hablado con él tampoco pero no descarta hacerlo, aunque es consciente de que se ha pronunciado públicamente.

lepique

No ha querido centrarse en ningún nombre concreto, tampoco en el del capitán Sergio Ramos, con quien ha asegurado no tener ningún problema, ni tampoco con ningún jugador del Real Madrid ni del Barça, en concreto con Jordi Alba. "Yo no soy anti nada, soy el seleccionador de todos los españoles y tengo el máximo respeto por los que han vestido esta camiseta más veces y no tengo ningún problema con ningún jugador que yo sepa y si alguno tiene algún problema conmigo que me lo diga", ha sentenciado, ante la pregunta de por qué no ha hablado aún con los jugadores, ni siquiera con los capitanes. "Primero necesito situarme y hay un cambio en la Federación y esto no excluye a los jugadores porque son los que están en el campo. Respetamos lo que había antes y consensuaré con los jugadores cuanto tenga que hacerlo pero ahora es el presidente el que decide cómo se hacen las cosas y a quién hay que consultar", ha concluido.

Quizá la cuestión que más a la defensiva le ha puesto ha sido la catalana, sobre la que no ha querido opinar pero sí dejar claro que él se siente "gijonés, asturiano, español, y muy orgulloso de vivir en Cataluña", advirtiendo de que no va a permitir que se falseen sus declaraciones y su postura respecto a esto.

ct

Tras las preguntas, el nuevo seleccionador ha posado junto al presidente y el director deportivo  y su equipo de trabajo, al que han ido presentado uno a uno. Como segundo entrenador, Roberto MorenoRafel Pol como preparador físico, Jesús Casas como tercer entrenador y el psicólogo Joaquín Valdés, que siempre ha trabajado junto a Luis Enrique. Una imagen que ya es el pistoletazo de salida oficial para su trabajo en la Federación, cuyas instalaciones ya estuvo conociendo el pasado martes a su llegada a Madrid procedente de Barcelona.

Luis Enrique es presentado como nuevo seleccionador: "No habrá una revolución sino una...

Comentarios