jueves 3/12/20
Fútbol

Joao Félix te da alas

El Atlético de Madrid vence al Salzburgo (3-2) con una actuación estelar del portugués

 

A la mayoría de la gente le parecía un disparate pagar 126 millones de euros que el Atlético de Madrid abonó al Benfica por el fichaje de un chaval de 19 años llamado Joao Félix. En el encuentro de anoche se demostró el por qué de esta decisión debido a la calidad y la magia que demostró contra el Salzburgo.

Los rojiblancos comenzaron el encuentro con buen juego, buenas combinaciones en la medular y creando bastantes ocasiones de peligro. Fue precisamente Joao el que protagonizó una de estas ocasiones realizando una chilena elevándose en el aire digna de un acróbata que acabó estrellándose en el larguero. Ya en el minuto 29, Marcos Llorente cazó un balón en el borde del área y le pegó un zurdazo mandándolo al fondo de la jaula. No mucho tiempo le duró la alegría a los colchoneros ya que, cuando Héctor Herrera falló un pase en la salida del balón, el Salzburgo lo aprovechó y Szoboszlai fue el encargado de poner el empate en el marcador en el minuto 40. El gol fue un completo jarro de agua fría para los jugadores del Atlético que se fueron cabizbajos sabiendo la reprimenda que les iba a caer en el descanso por parte de Simeone.

Parece que de nada sirvió el enfado del Cholo ya que en el minuto 47, el Salzburgo realizó una jugada de manual que arrancó con un pase de Ulmer aprovechando la subida de Trippier, pase al segundo palo y remate de Berisha sin que Felipe pudiera llegar a evitarlo. Para alivio de los aficionados rojiblancos, el Atlético no tardó más de diez minutos en reaccionar y responder al segundo gol de los austriacos. Combinación perfecta en el borde del área entre Luis Suárez, Ángel Correa y Joao Félix que culminó el portugués empujando el balón dentro de la portería poniendo de nuevo el empate en el minuto 51.

A partir de este momento el partido se jugó en un alambre. Ambos equipos fueron funambulistas, tan cerca de la gloria como del abismo. Habían ocasiones bastante claras en ambas porterías y todo llegaba de pérdidas o recuperaciones de la buena presión y el buen juego por parte de ambos conjuntos. Cualquier equipo podía ganar o perder el partido de un momento a otro.

Con ya los tres cambios realizados en el campo (Lemar, Hermoso y Torreira) fue entonces cuando, a falta de cinco minutos para el final, el Atlético de Madrid sacó otro saque de esquina a favor. Prácticamente todo el equipo subió a intentar rematar excepto Oblak y un par más. El balón de Koke fue templado al primer palo al cual no llegó Mario Hermoso de cabeza pero, el rebote al segundo palo le favoreció a Lemar que intentó un centro chut el cual bajó con un toque magnífico Joao Félix y marcó con un potentísimo disparo pegado al palo.

La factoría Red Bull estuvo a punto de provocar otro disgusto, pero con el Leipzig ya hubo bastante. El que dio alas en esta ocasión fue el llamado "niño prodigio", Joao Félix.

Comentarios