Domingo 23.09.2018
Mundial de Rusia 2018

Inglaterra volverá a jugar unas semifinales de un Mundial 28 años después

Por tercera vez en su historia Inglaterra accede a unas semifinales de un Mundial de fútbol. En el partido de cuartos de final ha eliminado a Suecia ganando 0-2 gracias a los goles de Maguire y Dele Alli. Sin hacer un fútbol vistoso, los de Southgate ya están entre las cuatro mejores selecciones del mundo.

La última vez que Inglaterra jugó unas semifinales de un Mundial fue en Italia en 1990. En ese campeonato, finalmente acabó cuarto tras perder en la final de consolación frente a la anfitriona por 2-1. Hubo una vez anterior, la primera que Inglaterra accedió a la penúltima ronda de un Mundial. En su Mundial en 1966, ganando en la final a Alemania Federal por 4-2. Pues Rusia volverá a ver a los ingleses, 28 años después, disputar unas semifinales.

Los de Gareth Southgate se han impuesto por 0-2 a Suecia gracias a los de Maguire, en la primera parte, y de Dele Alli, ya en la segunda mitad. Un encuentro que en todo momento tuvieron controlado los ingleses en todo momento. Practicando el mismo fútbol que les ha llevado a ser una de las cuatro mejores selecciones del mundo y pelear por la Copa del Mundo 42 años después. Un fútbol muy poco vistoso, pero muy práctico.

a2

Como casi todos los encuentros de este Mundial en los que Inglaterra se ha sentido superior que su rival, los de Gareth Southgate empezaron el partido de cuartos de final de la misma manera: teniendo posesiones largas, llevando el balón de un lado a otro y buscando los espacios que generaba Harry Kane y la velocidad de Sterling los dos hombres referentes en del ataque inglés.

Por su parte Suecia, a verlas venir. Sin disfrutar apenas sobre el terreno y moviéndose sobre el Samara Arena como 'pollo sin cabeza'. Lo único que conseguía era evitar que Inglaterra saliera con el balón jugado desde su portero, Pickford, presionando muy arriba y que los ingleses tuvieran que jugar balones en largo. Los primeros minutos fueron de mucho respeto entre ambas selecciones que sabían lo que había en juego: un puesto en las semifinales.

a3

Pasaban los minutos y Suecia apenas llegaba a la portería de Pickford. Salvo un disparo lejano que se marchó desviado de Claesson, los hombres de Andersson Janne no se acercaban al área inglesa. Mientras, los de Southgate lo intentaban a través de centros laterales pero la defensa sueca se mostraba firme y segura. Hasta que en el minuto 30 llegó el primero para 'The Three Lions' tras un saque de esquina que regalaron los suecos. Uno de los tres centrales, Maguire, cabecea al fondo de la red el córner sacado por Ashley Young.

Con el resultado a su favor, Inglaterra siguió con la misma idea: tener el balón y aprovechar, en esta ocasión, los espacios que dejaban los suecos en la defensa al haberse estirado un poco más, en busca del empate. Y la tuvo Sterling antes del descanso para hacer el 0-2. Un buen pase en profundidad desde campo propio de Henderson a Sterling, el delantero del Manchester City no puedo aprovechar tras hacer un control maravilloso. Primero el guardameta sueco desbaratando el uno contra uno y luego el egoísmo del delantero inglés provocó que el marcador se fuera con 0-1 para los de Southgate.

a4

El comienzo de la segunda parte fue distinta. Los suecos se fueron arriba en busca del empate y lo tuvieron en el minuto 48: remate de cabeza de Berg y Pickford con una gran intervención evitó el empate. Una gran actuación del guardameta inglés que está siendo una de las grandes revelaciones del Mundial. Esta jugada puso en alerta a los inglés, que siguieron teniendo el control del balón y buscaban las acciones aéreas.

Y después de intentarlo en varias ocasiones, primero a través de Maguire y Sterling, y después por parte de Kane, en el minuto 59 tras una larguísima jugada de los ingleses, llegaría el 0-2 definitivo por parte de Dele Alli, gracias a su cabezazo tras el centro desde la derecha de Lindgard, previo a una buena combinación entre éste y Trippier. Las jugadas aéreas le iban a dar a Inglaterra el pase a las semifinales.

a5

Con esta peculiar alegría, celebraban los ingleses el segundo tanto de Dele Alli.

Ya con el pase a la siguiente ronda prácticamente en el bolsillo, el partido nos dejó dos nuevas grandes intervenciones de Pickford a remate, primero, de Claesson y, posteriormente, de Berg y que hubiesen metido de nuevo a los suecos en el partido. Los últimos minutos del encuentro fueron un mero trámite donde los ingleses buscaban ampliar el marcador con un fútbol de posesiones largas y balones aéreos.

Un partido que no supuso mucho desgaste para los de Gareth Southgate, que siendo muy prácticos y efectivos, consiguen meterse de nuevo en unas semifinales de un Mundial y estar a un partido de jugar una final de un Mundial y bordar en el escudo la que sería su segunda estrella.

a6

Comentarios