miércoles 18.09.2019
tenis

La historia de Marco Trungelliti

Roland Garros es uno de los torneos más importantes y más antiguos del tenis. Una tierra batida con una larga tradición y por la que han pasado los mejores tenistas de la historia de este deporte 

La historia de Marco Trungelliti.
La historia de Marco Trungelliti.

Sin ir más lejos, Rafa Nadal es una de las leyendas recientes del campeonato, ya que el español suma diez títulos en trece participaciones. En esta edición el balear puede igualar el récord de Margaret Court con sus 11 títulos en Australia y convertirse en el tenista con más trofeos en un mismo Grand Slam. A pesar de ello, Marco Trungelliti se ha convertido en la gran estrella del torneo en la primera semana del segundo Grand Slam de la temporada tenística.

El argentino ocupa el puesto 190 en el ranking ATP y disputaba la fase clasificatoria de Roland Garros para poder disputar el torneo. A pesar de su ilusión, el tenista de 28 años perdió en la tercera ronda ante el polaco Hubert Hurkacz y volvió a Barcelona, ciudad donde tiene su residencia habitual. La sorpresa llegó cuando el australiano Nick Kyrgios anunció que no participaría en la siguiente fase para recuperarse completamente de su lesión en el codo derecho.

El abandono del tenista australiano había dejado una plaza en el cuadro final del Grand Slam de tierra batida. Ante esa situación, el entrenador de Trungelliti le aconsejó que preguntara a la organización si podría entrar en el torneo y la respuesta fue afirmativa. La suerte estaba con el argentino, ya que el tenista indio Prajnesh Gunneswaran, que ocupa el puesto 175 del ranking, se había ido del torneo tras su eliminación y ya se encontraba disputando el Challenger de Vicenza.

El argentino era el jugador con mejor posición en el ranking ATP del resto de los tenistas eliminados en la fase previa. A pesar de la ilusión por poder disputar el torneo todavía quedaba un último obstáculo, ya que tenía que llegar a la capital francesa a las 10:00 de la mañana del día siguiente para firmar antes de su partido ante Bernard Tomic.

1.035 kilómetros y 10 horas de viaje para llegar a París

Trungelliti conoció la noticia cerca de las 13:00 horas cuando se estaba preparando para ir a la playa con su familia, ya que su madre, su abuela y su hermano habían viajado una semana antes a Barcelona para después trasladarse a París y disfrutar alguno de sus partidos. La elección del coche se produjo en pocos minutos, después de que los vuelos de última hora a la capital francesa habían sido cancelados y de las huelgas que había en los trenes.

El tenista de 28 años llegó con su familia a medianoche después de recorrer los 1.035 kilómetros que separan Barcelona de París. El argentino reconoció que había sido un viaje tranquilo e incluso bromeó sobre la distancia entre ambas ciudades: “Todo perfecto, todo por autopista. Para nosotros, viajar 1.000 kilómetros en Argentina no es nada, puedes hacerlos sin cruzar una sola ciudad. Allí sólo tenemos una y nunca sabes si vas a salir vivo de dos horas conduciendo”, explicó.

A pesar de las cinco horas de descanso tras el largo viaje, Trungelliti consiguió vencer al australiano Bernard Tomic en cuatro sets en la primera ronda de Roland Garros. Una historia de amor con el tenis que terminó tras la derrota en segunda ronda ante el italiano Marco Cecchinato, pero gracias a la cual ha conseguido enamorar al público francés que se dio cita en Roland Garros y a todos los aficionados a este deporte.