domingo 5/12/21
DEPORTISTAS ARRUINADOS

"He gastado mucho dinero en mujeres, alcohol y coches. El resto lo he despilfarrado"

El 60% de los jugadores de la NBA se arruinan cinco años después de dejar las canchas. No sólo en baloncesto ocurre esto

Combo_JugadoresArruinados
Rodman, Best y Allen Iverson.

Muchos deportistas de élite, principalmente de los deportes mayoritarios (porque son los que más ganan), no son capaces de gestionar bien sus ganancias. No digieren bien el éxito y muchos de ellos, escasos años después de dejar sus respectivos deportes, se arruinan. Ya sea por malas inversiones o porque se lo gastan todo de un plumazo.

Futbolistas, jugadores de la NBA, de la NHL o NFL, son los que más protagonizan este tipo de noticias. Jóvenes de entre 20-30 años que ganan muchos millones de euros al año, lo que reciben de los clubes y los distintos contratos con marcas publicitarias. Un cóctel un tanto peligroso, que en muchas ocasiones acaba con el jugador arruinado. De hecho,  según ‘Sport Illustrated’, el 60% de los jugadores de NBA no tienen nada de dinero, tan sólo cinco años después de dejar las canchas. Este porcentaje aumenta hasta un 79% en el fútbol americano.

Ya en la década de los noventa muchos jugadores NBA tuvieron problemas serios con sus adicciones y posteriores arruinamientos. Quizás el caso más singular sea el de Roy Tarpley. Número siete del draft de 1986 por Dallas Mavericks y elegido en el quinteto ideal de rookies en su primer año. Tres años después dio positivo por consumo de cocaína y fue suspendido durante un año entero. Tarpley reincidió en su vuelta a las canchas y fue expulsado de la liga. Arruinado denunció a la Liga exigiéndole reconocer una minusvalía.

Jugadores como Allen Iverson, Scottie Pippen, Dennis Rodman o Latrell Sprewell también han tenido problemas económicos. Iverson, por ejemplo, pese haber ganado 150 millones de euros, sin contar lo que le pagaron las marcas publicitarias, vio como embargaron de su cuenta corriente 646.000 euros debido a una deuda. La necesidad de obtener de nuevo ganancias, provocó que se fuera a ‘mal jugar’ a Tailandia y al Besiktas turco. Scottie Pippen cayó en la ruina tras invertir en negocios de aviación, restaurantes gourmets o la construcción de un complejo de lujo. Malos consejos tiraron por la borda los 120 millones de euros (sólo en contrato deportivos) que consiguió en las 17 temporadas que estuvo en la NBA.

Jóvenes de entre 20-30 años que ganan muchos millones de euros al año, lo que reciben de los clubes y los distintos contratos con marcas publicitarias

Fuera de la NBA, destaca el quaterback de los ‘Philadelphia Eagles’, Michael Vick. Este jugador firmó un contrato descomunal en el que se desembolsó alrededor de 130 millones. Estas enormes cantidades le condujeron de cabeza a ser uno de los hombres más ricos de la revista Forbes. Acabó en prisión, por organizar peleas de perros. Allí fue declarado en bancarrota.

El fútbol, evidentemente, es otro deporte que genera mucho dinero. A los jugadores se les llenan rápido los bolsillos y muchos de ellos también caen en la ruina. Imposible no mencionar a George Best, estrella del United entre 1963 y 1974. El alcohol y las drogas echaron a perder su carrera: "He gastado mucho dinero en mujeres, alcohol y coches. El resto lo he despilfarrado", reconoció en más de una ocasión. Murió con 59 años debido a un infección pulmonar y un fallo multiorgánico.

Vieri, delantero italiano que jugó en el Atlético de Madrid, también está pasando recientemente por problemas económicos, tal y como destapó La Gazzetta dello Sport. Más de doscientos goles y varios títulos con distintos clubes no han servido para nada. Las deudas le asfixian y tal como informaron desde Italia el futbolista se ha visto obligado a pedir ayuda.

Zamorano, ex jugador del Real Madrid, tampoco es que esté pasando por una buena época económica. Dos entidades bancarias le reclaman una deuda de 2,5 millones de euros y ya sufrió, hace un tiempo, el embargo de numerosos bienes entre los que están la casa donde vive, un apartamento de lujo en Santiago, un coche, su bodega y sus cuentas bancarias, tal y como informó el diario El Mercurio.   

Queda comprobado que una mala gestión de los recursos de estos deportistas de élite puede convertir sus vidas en un auténtico desastre.

"He gastado mucho dinero en mujeres, alcohol y coches. El resto lo he despilfarrado"
Comentarios