jueves 13/8/20

Qué ha pasado con los estudiantes de Ingeniería en España

La actual crisis sanitaria ha causado un gran impacto en los estudios de los jóvenes españoles. A pesar de que no todas las carreras se han visto igual de afectadas, las que tienen que ver con  ingeniería son las que más lo han sufrido por el tema de las prácticas
Qué ha pasado con los estudiantes de Ingeniería en España

Para ser ingeniero, uno de los aspectos más fundamentales de la formación es poder realizar prácticas de calidad. Debido al COVID-19, esto no está siendo posible actualmente, ya que se está reduciendo en una gran medida la contratación de nuevo personal, ya no solo por la incertidumbre de cara al futuro, si no también por la precariedad que pasan muchas empresas, así como por lo complicado que resulta disponer de un entorno de trabajo seguro.

Los problemas a los que se han tenido que enfrentar también los jóvenes ingenieros, es a la realización de los exámenes. Por fortuna y a diferencia de lo que sucede con las prácticas, estos han podido llevarse a cabo de manera online, gracias a las nuevas tecnologías. Además de realizar estos exámenes por internet, también fue posible la reanudación del curso a través de la red, lo que posibilitaba el seguir con la carrera desde la distancia, en la casa del alumno.

La educación a distancia se ha disparado

En este caso, es importante señalar que la educación a distancia no se ha inventado ahora y es que, en España, ya son muchas las universidades e institutos que ofrecen este tipo de educación. Esto es posible debido a los medios con los que se cuenta hoy en día, por lo que no ha habido ningún problema en lo que respecta al sistema educativo.

A pesar de que todas estas alternativas son capaces de mantener la educación en lo que respecta a unos estudios de ingeniería, hasta que no se encuentre una solución a las prácticas el problema seguirá estando presente. Por otro lado, también vamos a encontrar más problemas a la hora de estudiar en el extranjero. La beca Erasmus es muy famosa en España y era solicitada por una gran cantidad de jóvenes que querían llevar a cabo sus estudios en otras universidades de Europa. Actualmente, debido a la situación que nos encontramos, esto todavía queda bastante lejos, por lo menos hasta que se normalice y se solucione la crisis sanitaria que nos encontramos viviendo.

En definitiva, pese a que el futuro de estos estudiantes es incierto, las posibilidades de seguir estudiando la carrera, no debería de desanimar a las futuras generaciones de ingenieros. Las expectativas futuras son la apertura y acondicionamiento de las clases para que los alumnos puedan retomar la actividad previa a la pandemia, algo que ya se ha aplicado en algunos institutos.

Sin embargo, en el peor de los casos, la educación a distancia seguirá siendo viable y además, con la garantía de no perder en ningún momento la calidad de la docencia, aspecto que tenemos que valorar si queremos empezar a estudiar de cero una ingeniería.

Comentarios