Lunes 22.10.2018

Gloria eterna para Rafa Nadal sobre la tierra de París

El tenista español sigue agrandando aún más su leyenda y levanta su undécimo Roland Garros tras derrotar al austriaco Dominic Thiem por tres sets a cero (6-4, 6-3 y 6-2) en una final perfecta.

Un auténtico recital de tenis es lo que han ofrecido Rafa Nadal y Dominic Thiem esta tarde en París. Y como si de una película con final conocido se tratara, el de Manacor ha sido fiel a su cita con la Copa de los Mosqueteros. 11 finales, 11 títulos, igualando el récord de la tenista australiana Margaret Court, con once títulos de un mismo Grand Slam, en su caso, el de Australia en los años 60 y 70.

Ninguna de las finales disputadas por Rafa en Roland Garros se había ido hasta los cinco sets y hoy tampoco era el día. Su rival, Dominic Thiem, número 8 del mundo, parecía el único capaz de hacer temblar al español en esta final tras un torneo impecable. El tenista austriaco de 24 años, llegaba en perfecta forma a su primera final de Grand Slam, además de ser el único en haber logrado vencer a Nadal en tierra en los últimos años.

nadal3

Sin embargo, empezaba el español dominando el partido y rompiendo el saque de Thiem para ponerse 2-0 enseguida, devolviéndole éste el 'break' para el 2-1. Nadal insistía mucho con bolas altas al increíble revés a una mano de Thiem, pero con el 3-2 a favor, el de Manacor no terminaba de dominar el set. La igualdad era máxima en un disputado noveno juego que se llevaba el español. 5-4 en 52 minutos, seguido de tres bolas de set para Rafa, que volvía a romper el juego del austriaco a la primera y se adjudicaba la primera manga en una hora y un minuto.

El segundo set comenzaba exactamente igual, con un 3-0 favorable al español, y con Thiem que buscaba con la mirada a su equipo pidiendo algo de ayuda. Muy tocado tras el 'break', se desesperaba con cada bola con la que Nadal machacaba su revés para evitar su gran derecha. Conseguiría el austriaco estrenarse en el marcador dando la batalla con un tenis de muchísima calidad, pero las estadísticas eran y son demoledoras. Pleno de victorias para Rafa en Roland Garros tras adjudicarse siempre el primer set.

nadal2

Con 4-2 a favor, recibía Nadal una amonestación por pérdida de tiempo, que aprovecharía Thiem para ganar el punto y estar a otro del 'break'. Pero dos dejadas de Nadal neutralizaban esa opción poniendo el 5-2 y cerrando el set con su servicio.

Ya en la tercera, y definitiva, manga comenzaba mejor Dominic Thiem, consciente de que tendría que derrotar a Nadal en cinco sets y, por lo tanto, en un partido largo y de mucho desgaste. Pero en el tercer juego llegaba la rendición. El susto del partido lo daba el español. Con el 2-1 y 30-0, Nadal empezó a sentir calambres en su mano izquierda y posteriormente en el brazo, que le hicieron parar momentáneamente y pedir la asistencia del fisioterapeuta. Mientras en la grada, las caras de preocupación de Toni Nadal y Carlos Moya (tío y entrenador de Rafa, respectivamente) eran evidentes. Era momento de terminar lo antes posible para evitar males mayores.

Pero no hubo tiempo para mucho más. Thiem, con la cara desencajada, ya no encontraba las líneas y Nadal cerraba el partido con un 6-2, después de 2 horas y 42 minutos de encuentro.

nadal4

Afloraba entonces su sonrisa, consciente de haber logrado lo que nadie antes había conseguido en la tierra de París. 11 títulos en 14 ediciones, desde que comenzara su leyenda en 2005 ante el tenista argentino Mariano Puerta. Con su presencia hoy en esta final, Rafa Nadal ha igualado a Roger Federer que era hasta ahora el único jugador de la Era Open en disputar 11 finales de un mismo Grand Slam, y con este nuevo título suma ya 79 en toda su carrera, 17 de Grand Slam.

Su emoción al levantar de nueva esa copa, que parece que siempre le pertenecerá, no podía ser más elocuente. La leyenda de Rafael Nadal Parera continúa.

Comentarios