lunes 6/12/21

El Mundial de Fórmula 1 va llegando a su momento clave. La lucha encarnizada entre Lewis Hamilton y Max Verstappen por el título de pilotos, y de Mercedes y Red Bull por el de constructores, focalizan buena parte de la atención de los millones aficionados al Gran Circo en todo el planeta.

El resto de pilotos y escuderías están peleando por posiciones que se materializarán en dinero de cara a la temporada próxima, en la que las fuerzas de todas las escuderías se igualarán debido a la nueva reglamentación. Este es uno de los motivos, por los que Fernando Alonso regresó a la disciplina reina del automovilismo mundial.

El asturiano quiere cerrar el círculo de una carrera en el mundo del motor, en la que ha tocado muchos palos y casi todos ellos de manera exitosa. Su deseo de volver a reinar en la F1 parecía lejano este curso según las apuestas deportivas, pero la próxima temporada la canción será bien distinta. Alpine ofrecerá al piloto asturiano un coche bajo la nueva normativa que se equipará a las otras escuadras que ahora parecen tener una ventaja de años luz a nivel técnico.

Hace ya más de quince años cuando Fernando Alonso enganchó a toda España, a un deporte hasta entonces minoritario en la Península Ibérica. Su irrupción fue meteórica a los mandos de su Renault y con ese recuerdo en la retina de los aficionados, el reciente regreso del asturiano a la escudería francesa volvió a llenar de gozo e ilusión a millones de compatriotas.

Pese a tener un coche muy alejado de al menos tres escuderías, Fernando Alonso está dando muestra de su enorme calidad cuando se pone delante de un volante. Pese al último percance en el GP de Turquía con el toque con Gastly que le dejó sin opciones de puntuar, después de haber realizado una gran clasificación que llevaba de optimismo a toda su escudería.

Los amantes de la F1 e ídolos de Fernando Alonso tienen marcado en rojo el calendario de la temporada 2022. Ese curso puede ser la última gran oportunidad para volver a ver al asturiano en lo más alto del podio, luchando por el campeonato tanto de pilotos como de constructores. Todo dependerá que su Alpine cumpla con las expectativas generadas, puesto que, con un coche competitivo, Alonso podrá estar en las primeras posiciones en cada Gran Premio, debido a su enorme potencial.

El cambio de reglamentación llega en el momento que la F1 necesitaba una renovación para primar más el pilotaje y no tanto la parcela técnica. 2022 es ese momento que millones de personas llevan esperando durante varios años.

Comentarios