lunes 10/8/20

Contabilizar la formación programada

En los últimos tiempos la Formación Programada, también conocida como Formación Bonificada, está experimentando una época de auge en la medida en que las empresas cada vez son más conscientes de la importancia de las acciones formativas que proporcionen a sus empleados

Contabilizar la formación programada

Además, una vez superado en nuestro país el estado de alarma decretado a mediados de marzo por el Gobierno, y la consiguiente reactivación de la actividad en los distintos sectores económicos, también favorecen las acciones formativas presenciales que se vieron interrumpidas por el COVID-19 y temporalmente reemplazadas por la modalidad de teleformación; en el presente artículo te contamos qué requisitos debes cumplir para que los trabajadores de tu empresa puedan beneficiarse de la Formación Programada.

Requisitos para beneficiarse de la Formación Programada

Para que los trabajadores puedan actualizarse y adquirir nuevos conocimientos y habilidades profesionales sin coste alguno para estos, la Formación Programada se bonifica con las cuotas de la Seguridad Social, para lo cual tanto las compañías como la plantilla deben cumplir determinados requisitos.

Antes de ver estos requisitos, conviene aclarar que cuando hablamos de los trabajadores que pueden beneficiarse de la Formación Bonificada se consideran incluidos los trabajadores por cuenta ajena en las siguientes situaciones:

  • Fijos discontinuos en periodo de inactividad;
  • afectados por un ERTE;
  • trabajadores que cotizan en España, pero están desempeñando su puesto en el extranjero.

Requisitos que deben cumplir las empresas

Para que las empresas puedan disponer del crédito formativo que les corresponda para cada año deberán:

  • Pertenecer al sector privado,
  • desarrollar su actividad en territorio nacional,
  • tener a sus trabajadores dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social, y
  • estar al corriente de sus obligaciones con la Agencia Tributaria y con la Seguridad Social.

Requisitos que deben cumplir los trabajadores

En cuanto a los requisitos que deberán cumplir los trabajadores para garantizar el buen funcionamiento y la utilidad de la Formación Programada es que las acciones formativas que desarrollen estén relacionadas con su sector de actividad o puesto de trabajo, aun de manera transversal; y deberá completar la totalidad del curso concedido, con independencia de que se imparta de forma presencial, semipresencial o telemática, y superar al menos el 75 % de las evaluaciones que integren el curso para entender que el mismo se supera con éxito.

Proceso de bonificación de la Formación Programada

Uno de los principales quebraderos de cabeza para las empresas en relación con la Formación Programada viene dado por el proceso de bonificación, ya que para que pueda aplicarse el crédito formativo deben darse de alta en la plataforma de la FUNDAE, comunicar el inicio y fin de la formación y posteriormente tramitar la correspondiente carta de bonificación y factura para que se realice el descuento en los seguros sociales y el pago.

Y es que se requieren una serie de trámites y conocimientos específicos de los asientos contables que corresponden, generándose en las empresas no pocas dudas acerca de cómo contabilizar Formación Bonificada.

Afortunadamente las entidades dedicadas a la Formación Programada, como INESEM Business School, se encargan de todo lo relacionado con el proceso de bonificación y la gestión del crédito formativo.

Porque, en definitiva, lo más importante es el compromiso de trabajadores y empresas con la formación, de modo que ello redunde en la calidad y el crecimiento del tejido empresarial de nuestro país.

Comentarios