Viernes 14.12.2018
Tour de Francia 2018

El campeón olímpico que soñaba en amarillo

Geraint Thomas gana un Tour más que merecido, por delante del holandés Dumoulin y Chris Froome, tercero en la carrera más difícil que ha vivido nunca. El galés se convierte en el tercer británico en subirse a lo más alto del podio de París y lo hace liderando al equipo Sky, contra el que nadie ha podido luchar.

No es ningún cualquiera, ni un desconocido del mundo del ciclismo y del deporte en general, aunque sí para el gran público que no sigue habitualmente el deporte de la bicicleta. En su palmarés hay nada más y nada menos que dos medallas de oro olímpicas (Pekín 2008 y Londres 2012) que logró en la modalidad de ciclismo en pista con el equipo de persecución del Reino Unido, y otras tres medallas de oro como campeón del mundo en 20072008 y 2012. Pero quería más, y en la carretera era donde podía brillar. Aunque le costó.

Natural de CardiffThomas estudió en el instituto que mejores deportistas le ha dado a Gales, entre ellos Gareth Bale y Sam Warburton, excapitán de la selección de rugby de su país. Y enseguida mostró sus dotes con la bicicleta, formándose en la cantera de pista británica y haciéndose profesional en 2006. Con el equipo Barloworld, con el que estuvo tres temporadas (2007-2009) no consiguió estrenar su palmarés, pero fue ahí donde coincidió por primera vez con Froome, fichando posteriormente con el equipo Sky, con el que vencería en el campeonato nacional de fondo en 2010.

gt

Y de ahí, hasta París. Ya en 2017 había dado muestras de que en él había algo más que un buen gregario para Chris Froome. La etapa inaugural del Tour de Francia 2018, la contrarreloj de Dusseldorf, fue para él, y el maillot amarillo también hasta la Planche del Belles, en que cedió el testigo al tetracampeón de la ronda gala. Antes, en 2016, había conquistado la París-Niza, una carrera que junto a la Dauphine es este 2018 presentaban a Thomas como un buen clasicómano, amante del pavés, y el mejor ayudante para el asalto de Froome a su quinto título en París.

Pero en esta ocasión, ser 'el número dos' ha sido la mejor estrategia posible, cuanto toda la atención estaba puesta en Froome tras su absolución por positivo en la pasada Vuelta a EspañaThomas, con 32 años, se ha convertido ya en el tercer británico tras Wiggins (2012) y Froome (201420152016 y 2017) en ganar el Tour de Francia liderando al equipo Sky. Ningún otro lo había conseguido antes en la historia de la carrera por etapas más mítica del ciclismo mundial.

gt2

Porque el equipo Sky ha demostrado que ahora mismo imbatible. Durante las tres últimas semanas, su poderío incontestable ha quedado de manifiesto. Los grandes favoritos al título sabían que lo tendrían difícil ante el conjunto británico. Lo sabía Movistar, que llegaba a Francia con toda la artillería y sus tres líderes al frente: NairoValverde y Landa. Pero ni el séptimo puesto de éste ni el décimo del colombiano son suficientes para un equipo que aspira al título individual.

Ni siquiera las duras etapas de montaña, en Alpes y Pirineos, han conseguido mellar lo más mínimo a los tres mejores del pelotón que desde casi el principio decidieron repartirse el podio en París. Ni una sola debilidad. Ni en la montaña, ni contra el reloj. Ni en la cima del Col de Portet, que fue para Nairo, ni en la crono de este sábado en Espellette, que se llevó Dumoulin, por delante de Froome y Thomas, una auténtica demostración de fuerza. Un segundo puesto esta sábado que le ha permitido a Froome recuperar el tercer cajón del podio de París, por delante de Roglic.

gt3

Se termina el Tour del cambio. Del gregario que ayudó a Froome a sus conquistas pasadas y que cumple con el sueño de toda una vida. Un sueño que este sábado, tras saberse ganador de la carrera más importante, le hizo llorar de emoción en plena entrevista tras la etapa. Lágrimas de un campeón olímpico y ahora campeón en París.

Comentarios