sábado 4/12/21

Barcelona y Benfica salieron al campo este martes en una especie de final en la lucha por el segundo puesto del Grupo E en los octavos de final de la Champions League, el primero ya lo ha asegurado el Bayern de Múnich. Bajo la lluvia en el Camp Nou, los portugueses descartaron una increíble ocasión en los minutos finales, salieron con un 0-0 y se mantuvieron un puesto por debajo de los españoles, pero tienen mucho que valorar. Una explicación: en la última vuelta, lo único que les falta es que ganen en casa al Linterna del Dinamo de Kiev y que los de Xavi no triunfen sobre el Bayern, hasta entonces con acierto al 100% y dueño del mejor ataque de la competición, fuera . Vida complicada para el Barça, que se habría asegurado en los octavos de final en caso de victoria ...

Panorama

El Bayern lidera con 15 puntos, mientras que el Dynamo de Kiev está abajo con solo uno. El miércoles 8 de diciembre, los alemanes reciben al Barcelona, ​​que tiene siete, mientras que los ucranianos visitan al Benfica, que tiene cinco. La selección española avanzará si no gana la portuguesa, pero necesitará los tres puntos si el equipo de Jorge Jesús vence al Dínamo. 

El juego

El Barcelona tuvo más volumen en la primera parte y estuvo a punto de abrir el marcador con un bonito disparo de Demir que pegó en el larguero. Pero fueron las ocasiones del Benfica las que más asustaron a los 34 minutos de juego. Primero, Ter Stegen hizo una gran parada de cabeza de Yaremchuk. Luego, Otamendi tuvo un gol anulado después de que el balón se fue en un tiro de esquina.

El defensa argentino, en cambio, tuvo una gran actuación, evitando varios ataques desde el ataque del equipo comandado por Xavi, novato como técnico en Champions. También destacó Vlachodimos, y el Barça tuvo dificultades para presionar, incluso después de una buena entrada de Dembelé. Philippe Coutinho no salió del banco. Hacia el final, Ronald Araújo balanceó la red, pero el árbitro la anuló marcando fuera de juego. En uno de los últimos momentos, el Benfica montó un gran contraataque, y Darwin Núñez dejó a Seferovic frente a frente con Ter Stegen. La camiseta 14 se deshizo del portero, pero lo envió de una manera increíble, para alegría de Jorge Jesús, que se fue al suelo sabiendo que la situación del Benfica podía ser aún mejor.

El Benfica pierde una oportunidad increíble, pero empata y complica la vida del Barcelona
Comentarios