viernes 05.06.2020

Los beneficios de los pedales automáticos para el ciclismo de montaña

Los amantes de la aventura tienen en el ciclismo de montaña como una de sus principales alternativas para salir y disfrutar de la naturaleza mientras hacen deporte. Las bicicletas MTB se han convertido en un vehículo perfecto hacia la adrenalina, la diversión y la desconexión de la rutina. Una escapada hacia parajes naturales para disfrutarlos al máximo sobre las dos ruedas es el plan perfecto para pasarlo en grande
Los beneficios de los pedales automáticos para el ciclismo de montaña

En este sentido, la seguridad es también un aspecto importante para maximizar la diversión, por lo que cada vez son mayores los avances en el ciclismo de montaña para hacer más cómodo y seguro el pedaleo. Por ello, cabe destacar los beneficios de los pedales mtb, los pedales automáticos que presentan considerables ventajas frente a los normales en lo que se refiere a estabilidad y control de la bici, sobre todo en situaciones adversas.

Pedales automáticos, la principal opción ante reticencias

Es cierto que entre el colectivo de ciclistas de montaña novatos existe cierta reticencia y hasta cierto miedo a la hora de pensar en pedales mtb automáticos. El hecho de ir unidos a la bicicleta, a priori, no es una idea apetecible, pero lo cierto es que conlleva varios beneficios que mejorarán la seguridad sobre la bicicleta. ¿Cuáles son? Aquí te los describimos uno por uno.

Máxima sujeción para pedalear con firmeza

La principal característica de los pedales MTB automáticos tiene que ver con la seguridad y la comodidad: la sujeción total de la piel. Con los pedales automáticos es posible conseguir anclar los pies de forma óptima para evitar deslizamientos y movimiento que perjudique el movimiento. Se trata de una cualidad importante para situaciones en las que haya agua o ambientes húmedos, incluso en terrenos que ofrezcan baches o bajadas muy pronunciadas.

De esta forma, también será más fácil meter y sacar el pie del pedal, un punto clave en lo que se refiere a la seguridad. ¿Por qué? Porque ante situaciones adversas donde predomine la inseguridad, sacar el pie del pedal con comodidad puede marcar la diferencia para detener la marcha y bajar de la MTB.

La mejor posición para el pie

Al hilo de punto anterior, la excelente sujeción de los pedales automáticos también se traduce en una posición perfecta para el pie sobre el propio pedal. Esto se debe a que la estabilidad y el apoyo recaerá siempre sobre el mismo punto del anclaje. Hablamos de una cualidad trascendental, puesto que también ayuda a eliminar movimientos incorrectos y a aprender a posicionar mejor los pies y disminuir el riesgo de sufrir lesiones sobre la bici.

En este sentido, colocar mejor el pie y realizar movimientos más correctos también tendrá otra consecuencia positiva: la conducción de la bici y el uso que hagamos de ella será más eficaz, algo que se hará notar en terrenos difíciles que podrán superarse con un mayor control sobre la bicicleta.

Mayor fuerza en el pedaleo

Otro punto a destacar es que, gracias a los pedales automáticos, será posible realizar un pedaleo más fuerte. Dado que la sujeción del pie es total y la posición es la correcta, se darán todas las circunstancias para centrar los esfuerzos en aportar toda la fuerza posible en cada pedaleo, durante los 360 grados de giro. Aumentar la fuerza en el pedaleo será obtener más potencia en cada movimiento y, por ende, más confianza.

Además, el movimiento con la bici será más llevadero, puesto que la sensación de estabilidad será mayor, el control aumentará y será más fácil repartir el esfuerzo en cada metro. Son detalles importantes que se harán notar sobre superficies complicadas, como aquellas en las que hay baches pronunciados, en terreno pedregoso o irregular.

Una forma perfecta de prevenir lesiones

Por último, es clave reseñar que el uso de pedales mtb automáticos tendrá también beneficios desde el punto de vista de la salud. Esto se debe a que, gracias a la sujeción y a la correcta posición, el riesgo de lesión se disminuirá de forma considerable, por lo que será todavía más seguro salir a disfrutar de la bici de montaña en incontables aventuras y sentirse seguro dándolo todo mientras se pedalea.

Pese a las reticencias que existen sobre el uso de pedales automáticos, queda patente que su incorporación al equipo de cada ciclista de montaña será un aporte importante para su estabilidad y, sobre todo, para su disfrute. Sentirse seguro y con confianza será también sentirse con mayor libertad para disfrutar más si cabe de la naturaleza sobre la bicicleta. En el ciclismo de montaña, la seguridad multiplica la diversión y las aventuras.

Comentarios