lunes 12/4/21

Estrella Digital

Beneficios del deporte en equipo para niños

Niños Deporte

Practicar un deporte es siempre beneficioso para el cuerpo y la mente, por lo que fomentar el ejercicio físico en tus hijos e hijas hará que integren una dinámica muy saludable para el resto de sus vidas. Si los animas a que hagan un deporte en equipo, las ventajas se multiplican porque aprenden a compartir una rutina sana con otras personas, lo que se traduce en que, a medida que crecen, tiendan a establecer relaciones positivas y de igual a igual.

Como es mejor predicar con el ejemplo y a estas edades mucho de su aprendizaje tiene que ver con la imitación, si ven que tú haces algún deporte y que eso te sienta bien les resultará más fácil captar que mens sana in corpore sano. Así que, si no eres nada deportista, este puede ser un buen momento para empezar a serlo.

Si estás pensando en apuntar a tus hijos e hijas a una actividad deportiva en grupo, además de prevenir la obesidad infantil y transmitirles el valor de cuidar el cuerpo sin obsesionarse, estos son algunos de los regalos que les harás, ¡y para siempre!:

Conocer personas fuera del círculo cercano

Durante la infancia, nuestras relaciones se limitan a la familia, a nuestros profesores y profesoras, y a los niños y niñas del cole. Ampliar horizontes nos abre la mente. Conocer personas diferentes a nosotros nos hace comprenderlas y ser más tolerantes. Además, está bien que llegue un momento en el que nos separemos de nuestros padres de vez en cuando y sintamos la independencia que tanta falta nos hará cuando maduremos. Para reforzar esta autonomía son perfectos los campamentos deportivos, que facilitan el descubrir nuevas amistades al mismo tiempo que se aprende o perfecciona un deporte.

Fomentar el compañerismo

En los primeros años de nuestra vida creemos que el mundo gira a nuestro alrededor y, como esto no es así, es mejor darnos cuenta cuanto antes. Practicar deportes infantiles en equipo implica que los niños y niñas sean más conscientes de que, a veces, triunfar depende de colaborar y de que los éxitos pueden ser muy satisfactorios cuando se consiguen con el lema uno para todos y todos para uno. El deporte en grupo también ayuda a gestionar mejor la timidez y, en el caso de niños y niñas con dotes de liderazgo, a ejercitar esta capacidad desde el respeto hacia los demás. Y no olvidemos que en estos tiempos de es especialmente necesario reforzar los lazos con otros chicos y chicas de su edad, no perder el contacto con el exterior por un exceso de pantallas y cultivar vínculos reales y humanos.

 

Adquirir una disciplina

Disciplina no significa estar atado ni sentirse obligado a hacer algo que no nos gusta todos los días. Disciplina es tener interiorizados ciertos hábitos que sabemos que nos sientan bien, aunque en el momento no sean lo que más nos apetece hacer. En cualquier deporte se aprende que, para llegar a ciertas metas, hay que esforzarse. Y si el deporte es en equipo, la importancia del esfuerzo queda más clara, porque la falta de disciplina de un solo miembro afecta a los resultados del conjunto.

Mejor control de la frustración

En el deporte, como en la vida misma, no todo son victorias, pero si conseguimos que la frustración no nos detenga, somos más que capaces de seguir adelante y superarnos. Es decir, nos convertimos en personas más resilientes. En un deporte infantil en grupo las glorias se comparten, pero los fracasos también. Si se pierde un partido, entre todos y todas es más sencillo animarse y darse cuenta de que la finalidad no era tanto ganar como disfrutar y aprender.

Aumentar la autoestima

Los deportes en equipo nos hacen más conscientes de que somos importantes para lograr un objetivo común. De que el empeño y la voluntad que hemos puesto han sido parte de un logro compartido. Un abrazo de todo el equipo, los aplausos en las gradas o las felicitaciones del entrenador o entrenadora cuando hemos hecho algo bien refuerzan el amor propio sin llegar al narcisismo, porque en otra ocasión será otro miembro del grupo el que destaque y se lleve los laureles (ver estudio sobre el deporte y la autoestima).

Si no sabes cuál es el deporte más adecuado para tu hijo o hija, pregúntale. Su opinión cuenta, ¡y mucho!


 

Comentarios