miércoles 16.10.2019

90-78 | España no falla a su cita en la lucha por las medallas

España está en semifinales de una Copa del Mundo, algo que sólo había conseguido en Cali 82 y en histórico Saitama 2006, tras vencer a una competitiva Polonia. Tras la brillante victoria ante Serbia, los de Scariolo tiraron de seriedad para romper la resistencia polaca y hacer historia
90-78 | España no falla a su cita en la lucha por las medallas

No ha sido el partido más brillante de la historia del baloncesto español, pero sí uno de los más importantes. Una victoria que da el pase a semis, que nos deja muy cerca de los Juegos de Tokio, que convierte a Ricky en el máximo asistente de la historia de los Mundiales, y deja a Rudy como cuarto jugador con más internacionalidades, igualando a Nino Buscató. Y todo ello ante un más que digno rival, que se agarró a un partido dominado por España durante 39 minutos. Un Ricky extraordinariamente regular (19+5+9), un Rudy acertado desde el triple (5 de 5), minutos espectaculares en ataque de los hermanos Hernangómez, y una defensa solidaria para volver a luchar por una medalla en un Campeonato que ya ha dejado fuera a varios de los favoritos (Serbia, Grecia, Lituania,…)

España salía a la pista sabiendo que Argentina había eliminado a Serbia en un torneo en el que los grandes nombres han sufrido en la pista. Lo había avisado Scariolo y España salió con mucha seriedad. Dos tiros libres de Juancho inauguraban el marcador, pero Polonia respondía con su línea exterior, muy peligrosa en tareas ofensivas. Un 3+1 de Ricky ponía el 8-6 con los de Scariolo controlando el rebote. El triple de Rudy era contrarrestado por otro de Waczynski (16-12 min 6) con las primeras rotaciones ya en pista. Kulig anotó desde la frontal para igualar el marcador (18-18), pero España no se dejó llevar por la ansiedad para terminar 4 arriba el primer cuarto (22-18).

baloncesto 1

Con los hermanos Hernangómez en pista, el ataque de España era fluido, aunque en defensa había problemas para controlar a Slaughter. Seis puntos consecutivos de Juancho ponían el 28-23 (min 12) en un trabajo muy serio ante una selección polaca que demostraba la competitividad que ha tenido para llegar a cuartos. Eso sí, unos minutos de inspiración de Juancho y un triple de Rudy colocaban la máxima ventaja hasta el momento (38-28) y obligaba a Mike Taylor a pedir tiempo muerto y parar la avalancha ofensiva. El parón rompió la buena racha ofensiva, con Polonia buscando más juego cerca del aro y defendiendo bien a Marc Gasol (39-37 min 18). Rudy seguía infalible desde el triple (aunque se retiraba dolorido tras un golpe en la rodilla) y un tiro libre de Ricky Rubio ponía el 46-41 antes de ir al vestuario.

La doble R (Ricky y Rudy) dominó el inicio de cuarto, con el base superando a Prigioni como jugador que más asistencias ha dado en los Mundiales, y con el alero anotando el quinto triple de cinco intentos (56-44 min 22). España ya tenía los diez puntos de ventaja ante un equipo que seguía agarrándose al partido como en el encuentro ante Rusia. Kulig seguía haciendo daño desde el perímetro rompiendo la defensa zonal española, mientras Slaughter anotaba en un ataque con tres rebotes ofensivos polacos para poner el 62-54. Scariolo pedía paciencia en ataque, evitando imprecisiones en un tiempo muerto tras el 65-57 que volvía a meter a Polonia en el encuentro. Importante la última canasta de Oriola en contraataque para cerrar el tercer cuarto con un 67-58 muy esperanzador.

Quedaban 10 minutos de partido, un cuarto para certificar el pase a semifinales de la Copa del Mundo de China 2019. No iba a ser fácil y un 2+1 de AJ Slaughter acercaba a Polonia (67-61), momento para que Willy anotara cinco puntos consecutivos y superar la barrera de los 10 (72-61). El pívot madrileño mantenía a España en ataque, pero Polonia no fallaba y entraba en los últimos cinco minutos con opciones (79-72). Scariolo sacaba su quinteto de confianza para cerrar el encuentro. Ricky anotaba desde los 6.75 para tener unos minutos finales tranquilos y poder celebrar una victoriahistórica que mete a España por tercera vez entre los cuatro primeros de un Mundial.

Comentarios