martes 18/5/21
OSCARS 2014

Woody Allen pone en peligro el Oscar de Cate Blanchett

La australiana es la rival a batir, aunque el escándalo por abusos sexuales en el que se ha visto envuelto el director de 'Blue Jasmine' podría dañar sus aspiraciones

Cate Blanchett y Woody Allen.
Cate Blanchett y Woody Allen.

Amy Adams, Cate Blanchett, Sandra Bullock, Judi Dench y Meryl Streep compiten este año por el Oscar a la mejor actriz. La australiana es la gran favorita para alzarse con la estatuilla dorada por Blue Jasmine, aunque la denuncia por abusos sexuales contra el director de la película, Woody Allen, podrían mermar seriamente sus aspiraciones. Si la polémica hace mella entre los académicos, Amy Adams y Judi Dench deberían ir preparando sus speech de agradecimiento, por si acaso.

Cate Blanchett, la favorita se topa con el escándalo

Llega con la vitola de favorita tras coleccionar premios por todas partes -Globo de Oro, BAFTA, el Premio del Sindicato de Actores o el Critics´Choice Awards- en la carrera hacia el Oscar por su interpretación de una mujer de la alta sociedad neoyorkina que de repente se encuentra sin dinero y sin casa en Blue Jasmine. El Oscar es más que merecido por un personaje poliédrico, desequilibrado e hipnótico que recuerda a la Blanche Dubois que interpretó Vivien Leigh en Un tranvía llamado Deseo, curiosamente premiado con la estatuilla dorada.

Las cuatro rivales de Blanchett no parecen ser un obstáculo en su triunfo final. Sin embargo, la australiana ha encontrado en Woody Allen un auténtico quebradero de cabeza en su camino hacia el Oscar. Y es que su nominación se ha visto salpicada por las acusaciones vertidas por Dylan Farrow, hija de Mia Farrow, al afirmar que el cineasta abusó sexualmente de ella cuando era una niña. El escándalo podría pasarle factura a la actriz, ya que la Academia es bastante alérgica a este tipo de polémicas.

De eludir los asuntos extracinematográficos, la Meryl Streep de la próxima generación –como suelen denominarla en Hollywood- obtendría su segundo Oscar tras el logrado a la mejor actriz secundaria en 2004 por El Aviador. Blanchett acumula otras cuatro candidaturas por Elizabeth, Diario de un escándalo, Elizabeth: la edad de oro y I’m not there.

Amy Adams, la alternativa pese a sus escotes imposibles

Hasta en cuatro ocasiones se ha ido de vacío Amy Adams de una ceremonia de los Oscars. En anteriores ediciones fue nominada a la mejor actriz secundaria por Junebug, La duda, The Fighter y The Master. Sin embargo, es la primera vez que aspira al premio de mejor actriz principal. Del quinteto de finalistas es la única que no tiene una estatuilla.

Si la Academia descarta a Cate Blanchett, Adams podría tener serias opciones para alzarse con el Oscar por interpretar a la seductora socia y amante de un estafador en La gran estafa americana de David O. Russell, un director que suele dar suerte a sus actrices. Con él detrás de la cámara, Jennifer Lawrence y Melissa Leo lo ganaron por sus actuaciones en El lado bueno de las cosas y The Fighter respectivamente. La codiciada estatuilla sería el espaldarazo definitivo para una de las actrices del momento en Hollywood. Ya veremos si finalmente el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia y sus escotes imposibles en la película dan resultado.

Judi Dench, la veteranía conmueve a la Academia

Es una de las grandes damas shakesperianas y una de las actrices más respetadas del cine. La veterana actriz de 79 años ha emocionado este año a los académicos con su papel de Philomena, una mujer irlandesa de origen humilde que se pasó buscando durante 50 años al hijo que se vio obligada a dar en adopción.

Acostumbrados a verla en papeles de carácter, Judi Dench nos regala en la intimista cinta de Stephen Frears un personaje conmovedor de los que se suelen premiar. De hecho, es junto a Amy Adams, la única candidata que podría amargarle la noche a Cate Blanchett.

Esta forofa del Everton ha sido en los últimos años una de las habituales en la ceremonia de los Oscar al cosechar seis nominaciones. El único Oscar que posee lo recibió en la categoría de mejor actriz de reparto por un papel de sólo ocho minutos en pantalla por dar vida a la reina Isabel I de Inglaterra en Shakespeare enamorado.

Sandra Bullock, reconocimiento a su mutación

Encasillada en papeles de comedia romántica, vilipendiada por la crítica y asidua a los premios Razzie, Sandra Bullock ha sabido reinventarse y sorprender en los últimos años. En 2010 ya apuntó alto conquistando el Oscar por The blind side, aunque ha sido este año con su papel en Gravity donde la actriz de casi 50 años ha marcado un punto de inflexión.

Crítica y público se han rendido por completo a la compleja interpretación de Bullock en la odisea espacial de Alfonso Cuarón. La Academia tampoco ha obviado el que ya es el mejor trabajo de toda su carrera. Es poco probable que repita premio ya que en Hollywood no suelen ser muy dados a volver a concederlos a quienes ya tienen uno. La nominación ya es un reconocimiento a su mutación.

Meyrl Streep, batiendo su propio récord

Suma y sigue. La sempiterna Meyrl Streep acumula ya 18 candidaturas al Oscar con su interpretación en Agosto. En Hollywood no se cansan de reconocer el talento de este monstruo del celuloide que ya tiene tres estatuillas en casa. Tiene escasas posibilidades de alzarse con el Oscar tras haberlo recibido recientemente por ponerse en la piel de Margaret Thatcher en La dama de hierro.

No obstante, su actuación en Agosto, basada en una famosa obra de teatro de mismo nombre, es magnífica. Streep está soberbia en el papel de una madre que sufre cáncer y recibe la visita de su familia. Borda el despreciable personaje y ya se encuentra entre lo mejor de su dilatada carrera.

Comentarios