viernes 28.02.2020

Vetusta Morla: en España está tan obsoleto hablar de indie como de carlismo

Con un sonido que no termina de encajar con las emisoras de radio y miles de seguidores que les consolidan como banda de masas, Vetusta Morla siempre se ha movido entre el "indie" y el "mainstream", dos categorías que consideran "obsoletas": "Es como hablar de carlismo, ya no importa mucho en España", bromean

Vetusta Morla: en España está tan obsoleto hablar de indie como de carlismo

"La gente que hace música ahora tiene la cabeza amueblada de otra manera. ¿Qué es independiente ahora? Muchos artistas del panorama urbano, y sin embargo son de lo más escuchado", ha apuntado el guitarrista y compositor Juan Manuel Latorre en una entrevista, en la que ha estado acompañado por el batería David García "el Indio" y por el vocalista de la banda, Juan Pedro Martín "Pucho".

La muerte de lo alternativo "tal y como se conocía" es un tema que "no preocupa" a Pucho, quien celebra entre risas el final del arquetípico "indie ortodoxo": una persona que se identificaba con la música que se producía "fuera de los círculos comerciales" y que "se indignaba con facilidad" al hablar sobre las grandes compañías.

"Esa gente que se aferraba a lo 'indie' para definir la realidad ha perdido el sentido, porque en España la gran industria ha devorado a lo pequeñito", ha asegurado el cantante de la banda, que completan junto a Latorre y García el bajista Álvaro B. Baglietto, el percusionista Jorge González y el guitarrista Guillermo Galván.

El grupo, que se fundó en 1998 en Tres Cantos (Madrid) -donde en 2016 el Pleno municipal aprobó la propuesta de llamar al nuevo instituto público con el nombre de la banda oriunda-, lleva los últimos dos años de gira con su último trabajo de estudio, "Mismo sitio, distinto lugar". Ahora afrontan la recta final del tour con tres citas, a finales de diciembre, en el Wizink Center de Madrid.

Por el momento van por buen camino: no quedan entradas para el 27 ni para el 28, y para el 29 ya hay zonas agotadas. "Es un reto muy complicado que afrontamos con ilusión y respeto", ha asegurado Latorre, quien también ha aclarado que "los sueños" de Vetusta Morla "nunca han estado en lo numérico", si no en dedicarse a la música "en cuerpo y alma".

A estas alturas de década, parece que ese sueño está más que superado. Lejos queda 2007, cuando la banda fundó su sello discográfico Pequeño Salto Mortal para, un año después, lanzar al mercado su primer álbum, "Un día en el mundo", con el que Vetusta Morla obtuvo el reconocimiento de la crítica y de un público que, desde ese momento, no ha dejado de crecer.

Desde entonces, el grupo ha editado otros tres álbumes de estudio: en 2011 llegó "Mapas" y tres años después "La deriva", que se convirtió en el disco más galardonado de la historia de los Premios de la Música Independiente (MIN) y en el único álbum de entre los 20 más vendidos de España en el año 2014 sin el apoyo de una gran multinacional.

Una realidad que cambió con su último disco de estudio, "Mismo sitio, distinto lugar", grabado en colaboración con Sony. Este acuerdo, explican, les permitió "trabajar sin la presión presupuestaria", aunque entre algunos de sus seguidores esa alianza se entendiese como una traición a la música alternativa y una amenaza a la libertad creativa del grupo.

"Siempre hemos relativizado esas acusaciones", asegura Pucho, quien destaca entre la polémica el In memorian de los Premios MIN de 2017, en el que entraron como "indies fallecidos".

"Fue algo bastante divertido. De todas formas, a nosotros firmar con Sony nos ha facilitado muchas cosas -reconocen-, aunque en el terreno de Vetusta Morla quedan muchas preocupaciones".

Entre ellas, conseguir tiempo para "descansar, tomar perspectiva y componer" el que será su quinto disco de estudio. "Es imposible hacer nada mientras estás de gira. No hace falta motivación para empezar un tema, el problema es terminarlo", ha bromeado Latorre, compositor principal de la banda junto a Galván.

Sí avanzan que, previsiblemente, los temas de su nuevo trabajo estén impregnados por sus preocupaciones sociales: "No somos politólogos ni cronistas, pero creemos que, si quieres ser honesto, lo que te rodea tiene que ser parte de tu música", ha añadido el compositor.

Las citas de diciembre en el Palacio de los Deportes serán la última oportunidad del público español para ver la futurista puesta en escena de "Mismo sitio, distinto lugar", que les hizo ganar el Ondas a mejor espectáculo en 2018. 

Comentarios