lunes 06.04.2020

Ullate hace a golpe de lágrimas "Wonderland"

En  "Wonderland" vive no sólo "su" Alicia, sino todos los "fascinantes seres" con los que se ha relacionado todos estos años, unos encuentros que han tenido mucho de "dramático" pero también de ternura y, a veces, de comicidad

En una de las visitas de Víctor Ullate al psiquiátrico en el que reside su hermana conoció a una mujer que siempre acarreaba sus "tesoros" en un bolso, por eso los "loquitos" que bailan su última coreografía, "Wonderland", hecha a golpe de biografía y lágrimas, salen a escena con una bandolera.


Ullate (1947, Zaragoza), explica en una entrevista con Efe que lleva preparando un año esta coreografía, cuyo estreno mundial será el próximo viernes en el Teatro Calderón de Valladolid, y que ha sido un trabajo "muy intenso, agotador hasta la extenuación" en cuya preparación ha derramado "muchas, muchísimas lágrimas".


La razón de su gran implicación es que es un homenaje a su hermana, mayor que él seis años, afectada de una discapacidad mental desde que era niña a consecuencia de una meningitis, pero también a todos los enfermos que viven "ajenos del y al mundo, en su propio universo de fantasía".


De ahí el título, "Wonderland" (país de las maravillas), donde vive no sólo "su" Alicia, sino todos los "fascinantes seres" con los que se ha relacionado todos estos años, unos encuentros que han tenido mucho de "dramático" pero también de ternura y, a veces, de comicidad.


"Llevo muchos años en la creación pero uno tiene que esperar el momento justo porque no todos son adecuados. He vivido esto desde siempre, esa pena tan grande, ese amor hacia ese ser que estaba ahí y era tan rompedor, pero ha sido ahora cuando puedo hablar de ello a mí manera. Todo llega por su propio peso".


Confiesa que ha sido capaz de "ponerlo en pie" emocionándose, llorando, sintiendo y poniéndose en su lugar, no sólo en el de su hermana sino en el de "todos los seres que están ahí" y con los que ha tenido también una estrecha relación.


En una de sus visitas al psiquiátrico donde vive su hermana conoció a una mujer que iba "muy arreglada" y que le contó que había sido cantante.
"Había metido todo su mundo, su 'wonderland', en su bolso, en el que tenía su carmín, sus cartas, fotos... y del que no se separaba ni un instante por eso mis 'loquitos' salen a escena con bolso".


Ullate está emocionado con el resultado, porque, dice, la coreografía, con música del compositor Philip Glass -autor de las bandas sonoras de películas como "Las horas" o "Kundun"- , tiene "una fuerza espectacular y contagiosa". También está "muy feliz" porque "Wonderland", que se estrenará en Madrid en noviembre, en los Teatros del Canal, significa "una nueva andadura" para él dentro de la danza contemporánea, porque se sale de su "territorio", el neoclásico.


"Es un lenguaje mío, nuevo para mí, con movimientos desde dentro, porque muchas veces no he querido que fueran estéticos sino que transmitieran las cosas que yo sentía", apunta.La danza que ha generado, explica, es "muy fluida", un diálogo con el espectador de hora y media en el que están implicados los 26 bailarines de la compañía, que han hecho un trabajo "fantástico, porque no sólo son ejecutantes sino actores".
"Quiero que el público se sensibilice y si tienen personas así que vayan a esos centros y le muestren todo su cariño porque es lo que más agradecen", propone.


Sobre la posibilidad de que él sea el sustituto en la Compañía Nacional de Danza (CND) de Nacho Duato, que ha anunciado que, tras 20 años al frente, dejará el puesto este mes de julio, ha asegurado que ni se lo ha planteado. "No he hablado con nadie del ministerio, pero es que es un asunto que no me preocupa en absoluto. Estoy en otra cosa", asegura.