lunes 16.12.2019

TSJ de Madrid permite a la Junta iniciar el expediente para blindar el Archivo

Además condena a la Administración demandada a dictar las medidas que fueran necesarias para su plena efectividad.

 El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid ha dictado una sentencia que estima la demanda de la Junta de Castilla y León de que el Colegio de San Ambrosio, sede del Archivo Histórico Nacional, pueda ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC), tanto el edificio como los fondos documentales que alberga.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo rechaza así la desestimación presentada por la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura en junio de 2005 para incoar expediente de declaración de BIC de ese Colegio como Sitio o Monumento Histórico, lo que impediría la salida de documentos de su interior.

Ante esa decisión del Ministerio, la Junta presentó un recurso contra la desestimación de su solicitud y pidió la adopción de la medida cautelar dispuesta por la Ley de Patrimonio Histórico, referida a la inmovilización de la totalidad de los fondos documentales del Archivo, ante la Audiencia Nacional, quien se inhibió a favor del TSJ de Madrid, que ahora ha dictado sentencia, contra la que cabe recurso de casación.

En diciembre de 2004, la Junta entregó al Gobierno la petición de declaración de Bien de Interés Cultural en calidad de Monumento o Sitio Histórico del Colegio de San Ambrosio con el fin de evitar la salida de documentos de su interior.

Tras recibir la petición, el ministerio no respondió en los tres meses previstos, por lo que el silencio administrativo se estimó como desestimación. En la actual sentencia se recuerda que el edificio ya es un BIC, por ser un archivo de titularidad estatal, lo que, añade el TSJ de Madrid, "no puede impedir" la iniciación de un expediente, ya que se pide también por su contenido, los fondos documentales de la Guerra Civil Española.

Recuerda la tramitación para que un inmueble sea declarado BIC y precisa que para incoar el expediente es necesario que existan unos bienes y que (si no se inicia de oficio) se solicite por el titular "de un interés legítimo y directo".

Para el TSJ, se cumplen los dos presupuestos en este caso, "pues no cabe duda de que la comunidad demandante, por lo que significa para ella, tiene ese interés legítimo y directo que, por otro lado, no ha sido cuestionado por la parte contraria".

Por todo ello, procede estimar la demanda de la Junta de Castilla y León. El fallo acuerda incoar el correspondiente procedimiento administrativo solicitado sobre posible declaración de bienes de interés  cultural, con la categoría de Monumentos o de Sitio Histórico, de la sede del Archivo General de la Guerra Civil Española, ubicada en el Colegio de San Ambrosio de Salamanca.

Lo extiende a los bienes muebles y, en particular, a los fondos documentales procedentes de la Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos, de la Delegación de Asuntos Especiales y de su ulterior unificación en la Sección de Servicios Documentales de la Presidencia, existentes en el momento de adscribirse al Ministerio de Cultura para configurarse como Sección del Archivo Histórico Nacional, adscribiéndolos a aquél. Condena a la Administración demandada a dictar las medidas que fueran necesarias para su plena efectividad.

TSJ de Madrid permite a la Junta iniciar el expediente para blindar el Archivo