martes 14.07.2020
JUNTOS POR PRIMERA VEZ

Santiago Segura le salva la vida a Alec Baldwin

El norteamericano es, junto a Jesulín de Ubrique, Fernando Esteso y Julián López, el principal reclamo de 'Torrente 5'

Santiago Segura, junto a Alec Baldwin y Jesulín de Ubrique, durante la presentación de 'Torrente 5'.
Santiago Segura, junto a Alec Baldwin y Jesulín de Ubrique, durante la presentación de 'Torrente 5'.

Por mucho que no falten los habituales cameos de personajes tan populares como Pablo Motos, El Langui, María José Campanario, Tomás Roncero, Jorge D'Alessandro o Josep Pedreroll, si algo llama la atención en el reparto de 'Torrente 5' es la presencia de Alec Baldwin, de Jesulín de Ubrique, de Fernando Esteso y de Julián López. 

Después del personaje que da nombre a la saga, ellos son en esta ocasión los que más papel tienen en esta nueva entrega, y da fe que van a dar mucho juego, porque, como el propio actor norteamericano asegura, "hacer una película en un lenguaje que no hablas no es muy normal".

Ese ha sido sin duda el principal problema que se ha enfrentado ya que confesó que "cuando empecé a hablar con Santiago le dije que era un poco raro, que yo iba a hablar en inglés, y él me dijo que a lo mejor hablaría en castellano. Por mucho que le dije que no, cuando  llegué al set me estaba esperando con una tablet con el diálogo en castellano y me dijo que iba a quedar cojonudo". 

El resto del rodaje parece que no le preocupó ya que "en la mayoría de los filmes, cuando haces una película siempre es lo mismo, cambia la ropa, las costumbres, los coches, las referencias, pero lo gracioso es gracioso en todas partes. En la comedia es igual en todo el mundo". 

El actor norteamericano ha quedado tan encantado de la experiencia, que dice que hizo "un 20% por Santiago, un 30% por mi mujer y un 50% por mi suegra (es española)", y que "si mi mujer fuera australiana hubiera ido a Australia a hacer una película". Eso sí, durante la presentación del filme incluso se permitió bromear al afirmar que no va a cortarse el pelo porque "en la próxima quiero hacer de Torrente".

Es decir, que no le había influido en su decisión el hecho de que otros compatriotas suyos, como Oliver Stone, ya hubieran salido en la saga, "yo he visto la primera y la segunda, pero que saliera Oliver Stone no me influyó, es alguien que no tiene nada que ver con mis decisiones en general".

Respecto a si es muy diferente trabajar con un director como Santiago Segura u otro como Martin Scorsese, indicó que "ha sido mejor trabajar para Santiago porque paga más. Scorsese paga un dólar y todo el café que pueda beber". En este sentido, el propio director español puntualizó que "como Scorsese no le paga, ni Woody tampoco, al final tiene que ir a sitios donde paguemos, aunque seamos gente sin ningún prestigio y que no le aportan nada a su carrera".

En relación con el hecho de trabajar en España, Alec Baldwin se mostró encantado y aseguró que "me gusta mucho su cultura, su civilización, son muy afortunados por vivir en una de las civilizaciones más importantes de la humanidad".

Aquí también Segura precisó que "hay que tener en cuenta que se ha alojado en el Ritz, así a mí también me gusta España". Eso sí, el director está tan encantado con su estrella que incluso confesó que "al principio, al final de la pelicula moría, pero me cayó muy bien y no pude matarle". Según él, "le he dejado vivo porque a lo mejor así le puedo engañar para la sexta. Hay que dejar puertas abiertas". 

Otras dos "figuras"

Otro de los rostros que tiene un gran protagonismo en 'Torrente 5' es nada menos que Jesulín de Ubrique, que reconoció que no había sido fácil cambiar de registro: "Todo cuesta en esta vida, y más siendo la primera vez que hago una película, un mundo que no conozco".

Lo peor para él había sido empezar porque "al principio te cuesta aprenderte el guión, ver de qué va y meterte en tu personaje, pero con Santiago ha sido muy fácil, me dejaba a mi aire, a mi forma y todo fenómenal".

Según él, "cuando me habló para hacer la película y me dijo que iba a interpretar a un tal Jesusín y las pintas que tenia pensé que o le echaba cara y perdía la vergüenza o no podría hacerlo y lo hice". 

Eso sí, no tiene claro si repetiría en un rodaje, aunque sí que "ha merecido la pena, por la experiencia y si no tuviera que hacer ninguna más me sentiría muy satisfecho por poder conocer a tanta gente maravillosa". Hasta reconoció que ahora ve el cine de otra manera, "después de tener que rodar tantas horas diarias, de noche o de día, ahora las veo desde otro punto de vista y pienso que lo que habrán pasado para hacerlas".

Mucho más metido en el tema está ya Julián López, pero pese a ello indicó que "al principio dudé porque era un poco de responsabilidad encarnar a un personaje que había salido y que tenía mucho peso en la saga, porque me recordaba a Cuco, pero muy pronto Segura me disipó las dudas porque me daba libertad, me decía que iba a moldearlo a mi manera, iba a hacer un Cuco 2.0 que iba a a ser muy válido".

El "nuevo Gabino Diego", aseguró que "yo intenté dotarle de mi manera de entender la comedia. Que sí recordara a Cuco, porque es él, pero que fuera algo distinto", y hasta comentó que "para interpretar a un personaje politoxicómano me preparé bastante, probanco muchas cosas durante dos meses".

Comentarios