Viernes 16.11.2018
Diversidad cultural

Sociedad, cultura y costumbres

El modo en el que nos comportamos a menudo tiene que ver con el lugar, la época y hasta las personas que hay a nuestro alrededor. Básicamente, esta es la definición de cultura

Sociedad, cultura y costumbres.
Sociedad, cultura y costumbres.

Hay quien califica la palabra cultura como el conjunto de conocimiento que se almacena en la mente. Cosas como las materias que nos imparten en el colegio, lo que aprendemos leyendo o los buenos modales. Aunque limitarse únicamente a esto es en realidad una visión algo miope del significado de cultura. Se trata del conjunto de costumbres, acciones y hasta ideas que nos marcan como sociedad. Y que cambia dependiendo del tiempo o el lugar en el que lo miremos.

Conocimiento, uno de los significados de cultura

Se considera que una persona es culta cuando ha estudiado mucho. No tiene por qué haberlo hecho en una escuela o centro de estudios, ya que el considerado mundo de la cultura está repleto de autodidactas que se han formado por su cuenta. A veces solo por afición, como hacen quienes leen y absorben toda la información que está relacionada con los dioses egipcios. Una sociedad que por otra parte se considera bastante avanzada para su tiempo, y que aportó grandes cosas más allá de los monumentos.

El conocimiento vacío no tiene ningún sentido. Se espera que quienes lo tienen aprovechen y lo pongan al servicio de algo o alguien. Por eso, junto al conocimiento se destaca la capacidad de pensar y saber elegir adecuadamente. Estas cualidades nos definen como la especie dominante de la tierra, ya que somos conscientes de lo que podemos hacer y hasta pensar en las consecuencias. Aunque lamentablemente a veces en lugar de ello pongamos un gran signo de interrogación y dejemos que sea el azar el que decida esto. Pero esta es otra historia que da para comentar en otro momento.

La cultura nos define como personas

Como norma general, la gente que vive en un territorio suele formar parte de una cultura. A pesar de que la globalización está muy extendida y de que podemos vivir en cualquier lugar del mundo aunque no nos hayamos criado allí, lo normal es adoptar al menos determinadas costumbres. Estas se ven influidas por el pensamiento del lugar, las costumbres e incluso la ley. Algunos aspectos son comunes a todo el mundo, mientras que otros solo se dan en un sitio concreto. Los tipos de culturas que podemos encontrar en el mundo son tantos que resulta casi imposible enumerarlos. Y todos ellos rigen una identidad. De hecho, aunque nos adaptemos a las costumbres del país o zona en la que estemos, es normal guardar en nuestro interior la cultura que nos hace nosotros. Sin pararnos a pensar en que es el resultado de nuestras vivencias, las personas que han pasado por nuestra vida e incluso la educación que hemos recibido.

La cultura evoluciona

Sin embargo, también hay que reconocer que el conjunto de lo que denominamos cultura cambia con el paso del tiempo. Las cosas no son iguales que en el antiguo Egipto, la Grecia clásica o la Roma antigua, afortunadamente. Ni siquiera tenemos que remontarnos tantos siglos hacia atrás para ver que tanto como sociedad como a nivel cultural y de costumbres vivimos muchos cambios. Y aún nos quedan por vivir otros muchos.

Por ejemplo, en materia de medio ambiente se oyen voces que apuestan por un cambio. Problemas como la lluvia ácida y la contaminación amenazan nuestra sociedad. Incluso nuestra supervivencia. Hay quien seguramente diga que nos falta cultura medioambiental y ser mejores habitantes de este planeta. Otro tema que da para largos e intensos debates.

Comentarios