lunes 30.03.2020

Serra dice que el Príncipe de Asturias "nunca hubiera sucedido" sin su obra del Guggenheim

La exposición "Brancusi y Serra"  llegará al Guggenheim Bilbao en octubre del año que viene

Serra dice que el Príncipe de Asturias "nunca hubiera sucedido" sin su obra del Guggenheim
Serra dice que el Príncipe de Asturias "nunca hubiera sucedido" sin su obra del Guggenheim

El escultor estadounidense Richard Serra ha afirmado este domingo en Bilbao que recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Artes "nunca hubiera sucedido" sin la obra que forma parte de la exposición permanente del Museo Guggenheim Bilbao: "La materia del tiempo", ocho piezas de grandes dimensiones que invitan al espectador a pasear y perderse en su interior.

En un encuentro con los medios de comunicación en el propio museo, Serra ha afirmado: "El premio de anteayer -ha dicho en alusión al Premio Príncipe de Asturias que recibió de manos de don Felipe- nunca hubiera sucedido si mi obra no estuviera en este museo", que para Serra ha sido "un imán" desde su construcción.

El escultor nacido en San Franciso y de padre mallorquín ha asegurado que el citado Premio ha sido "uno de los acontecimientos más importantes de mi vida.

"Fue de muchísimo significado y nunca me hubiera esperado que fuera tan gratificante", ha afirmado.

"Llevo viniendo a España casi 30 años y, en estos últimos días, me he dado cuenta de que tengo casi una familia aquí. Prefiero venir a España antes que a cualquier otro país de Europa. Me siento muy cómodo en España", ha dicho al creador.

Serra se ha confesado "encantado" de regresar a Bilbao porque la capital vizcaína es "uno de los sitios donde mi obra ha podido evolucionar de una manera con la que me identifico" y porque le "encanta" la obra que acoge el Guggenheim.

Sobre esta composición "La materia del tiempo", Serra ha destacado que las ocho piezas que la forman -laberínticas y de grandes dimensiones- permiten al espectador adentrarse en la obra, como si se tratara de una construcción arquitectónica y que eso consigue que cada persona tenga un experiencia diferente.

Ha reconocido el alto componente psicológico de esta obra, en la que se pierde la referencia al no haber "un eje vertical" y en la que es posible sentir "ansiedad o perder la sensación de la temporalidad".

El artista se ha referido a los serios problemas de salud que ha atravesado en los últimos años -con operaciones de rodilla, cadera y hernias, entre otras, que le llevaron a pensar que terminaría en una silla de ruedas- y ha dicho que ahora se encuentra "muy bien" y que no tiene "miedo de continuar ni se subir o bajar escaleras".

Precisamente, ha considerado que la necesidad de seguir creando y cómo hacerlo es "el problema al que se enfrentan todos los artistas" porque el creador "no quiere continuar con lo que ya ha conocido, sino que quiere hacer algo desconocido".

Es por ello que "el artista siempre tiene una sensación de inseguridad o una paranoia porque cada día se plantea una interrogante sobre cómo va a ser la siguiente pieza o la siguiente evolución".

También se ha referido a la exposición "Brancusi y Serra" que llegará al Guggenheim Bilbao en octubre del año que viene y en la que se revelarán las similitudes y diferencias de los enfoques de ambos escultores.

Serra ha reconocido que desconoce cómo se articulará en la muestra "el diálogo" entre sus trabajos y los de Brancusi, a quien ha definido como "uno de los mejores artistas del siglo XX junto a Picasso y Giacometti".

Serra dice que el Príncipe de Asturias "nunca hubiera sucedido" sin su obra del Guggenheim