Miércoles 14.11.2018
cultura y ocio

Un Rioja nombrado como mejor vino del mundo 2018

Si hay algo que siempre ha definido nuestro país es la gran calidad de vino que exportamos por todo el mundo, y es que nuestra tierra es rica tanto en producción como en denominaciones de origen

Una de las más conocidas es D.O. Rioja, quien no hace mucho tiempo ha sido galardonado como el mejor vino del mundo en 2018.

Este premio ha sido concedido mediante un prestigioso concurso de vino conocido como Decanter Wine Awards, donde han participado las bodegas Olabarri, situadas en el mismo corazón de la Rioja, alzándose con el título.

Viña Olabarri empezó su andadura en el año 1.985 por medio de Pablo Olabarri Bikandi, quien decidió reconstruir una bodega con más de cien años. Gracias a su esfuerzo y dedicación a día de hoy es posible encontrar más de 500 barricas, con una capacidad de envejecimiento para un total de 800.000 botellas, todas con un vino de primera clase en su interior dividido en crianzas, reservas y grandes reservas mediante una crianza totalmente ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

Como siempre, la elaboración importa, para que este vino tenga los estándares de calidad que se merece se llevan a cabo viejas tradiciones basadas en una elaboración artesanal e intentando siempre que su aroma sea lo más moderno e inconfundible posible.

Premios Decanter

Estos premios están considerados como uno de los más prestigiosos dentro del mundo vinícola actual, donde expertos catadores con un paladar profesional ponen a prueba cada una de sus catas. Este jurado está formado por 59 Master of Wine y 25 Master Sumilleres de todo el mundo. A la cabeza están unos presidentes de catas donde, una vez recibidas las medallas, realizan de nuevo la cata que les dirá si el vino es apto para ser considerado platino, alzándose de este modo con el título del mejor del concurso.

La cata de vinos

Con el fin de realizar esta cata de la mejor forma y sin basarse en nada más que no sea su sabor, esta es realizada a ciegas. Son cientos los vinos que se llegan a probar, los cuales están divididos según su país, región, color, uva, estilo, añada y precio.

Finalizada la cata, se hace un recuento de puntos, donde únicamente el 0,3% de los vinos pueden llegar a colgarse el medallón que los identifica como el mejor vino del concurso.

Finalmente, de todos los vinos presentados, únicamente 50 quedan en la fase final, siendo estos considerados los mejores del mundo. Para ello existe un requisito, es que antes deben estar premiados con una medalla de platino.

Esto mismo ha ocurrido con el vino Bikandi de la bodega Olabarri, quien ha obtenido una puntuación superior a los 98 punto y ha sido galardonado como el mejor vino del mundo con un precio inferior a 30 libras, cabe destacar el esfuerzo necesario para poder optar a este tan glamuroso puesto.

Desde aquí queremos felicitar y desear lo mejor a esta bodega y esperamos que siga trabajando tan duro como hasta hoy, haciendo que este producto tan característico que representa a nuestro país sea elogiado y cada vez más conocido.

Comentarios