martes 7/12/21

Pudo ser la gran noche de Raphael pero fue un escándalo: cancelado por la lluvia

Indignación entre el público asistente al concierto de Raphael por la forma de comunicar la suspensión del evento en Santiago de Compostela 

El cantante Raphael

La de este domingo pudo ser la gran noche de Raphael en la capital gallega, que tenía al de Linares como una de las estrellas musicales de este Xacobeo 2021, pero la lluvia, que provocó una cancelación comunicada demasiado tarde, desató un gran escándalo en el compostelano Monte del Gozo.

El público, que pagó un mínimo de 53 euros por ver al artista en el 'O Son do Camiño. Perseidas', en el marco de la gira por sus seis décadas (6.0) sobre el escenario, no pudo comprobar si el cantante, un mago del coqueteo y de los ademanes, seguía siendo aquel, el de antaño.

 

Conciertode Raphael suspendido

La hora de inicio prevista eran las diez de la noche. Para subir al recinto, los que lo hicieron en coche particular tuvieron que recorrer a pie un tramo de un kilómetro, antes de acceder a la zona acotada, con sillas, al aire libre.

Al llegar, hubo ponchos para todos, con el objeto de proteger a los asistentes de los chaparrones presentes durante toda la jornada, pues el día ya amaneció con el cielo como la panza de un burro.

Pasados los minutos de cortesía habituales, por megafonía se escuchó un mensaje en el cual se avisaba de que se iba a retrasar la función a la espera de que el tiempo mejorase.

Ahí todavía había comprensión, salvo algunos comentarios que aludían a que el día ya era malo de antes o a que si se pacta un principio, pues hay que respetarlo.

El reloj seguía moviendo sus agujas y nada. Ninguna explicación más. El ambiente empezó a caldearse.

A las diez y media fue cuando comenzó a escucharse: "Venga, que Santiago es sumiso, aunque caigan chuzos", "fuera, fuera", "falta de respeto, que salgan a dar la cara", "mañana todos en Urgencias" y "bien que ponían en Twitter: nunca llovió que no haya escampado".

Nieves, una mujer con el pelo como su nombre, tiró de retranca al decir en alto que el frío conserva y que Raphael tenía los mismos años que ella y ahí estaba soportando la aciaga noche, con la esperanza, finalmente en vano, de escuchar su voz.

A las 22:50 de nuevo una comunicación, o una suerte de humor cáustico, según se mire, porque en esa ocasión lo que se trasladó fue que al salir nadie podía abandonar sus butacas sin que así lo autorizase la organización, de manera que la petición era mantenerse en el asiento asignado hasta el final del espectáculo.

En la misma línea, iba otra advertencia que se podía leer en las pantallas: no hacer uso del paraguas durante el show, para no impedir la visibilidad desde todos los ángulos.

Más allá de las once, fue cuando se conoció la suspensión. Justo antes habían desplegado una tela blanca sobre la tarima y alguien, en tono jocoso, preguntó quién se casaba.

Esa vez la información fue: "Reunidos los organismos correspondientes, la organización de O Son do Camiño-Perseidas y la representación del artista, lamentamos comunicar que por inclemencias meteorológicas nos vemos obligados a cancelar".

Los aguaceros persistentes, añadieron, "han imposibilitado el desarrollo del evento en condiciones seguras tanto para el artista como para los músicos, su equipo, los trabajadores y el público".

La previsión meteorológica facilitada por las agencias oficiales, -contaron-, preveía el cese de la lluvia a la hora prevista para el comienzo del espectáculo, y, como no fue así, "se estuvo trabajando en el reacondicionamiento del escenario, resultando finalmente imposible dado que no dejó de llover en ningún momento".

El importe íntegro de las entradas se devolverá automáticamente a cada uno de los compradores en un plazo máximo de cinco días desde la propia plataforma de venta.

Al final, lo habitual: "Lamentamos los inconvenientes que la cancelación pueda causar. Muchas gracias por la comprensión, la confianza y la paciencia".

"¡Al abordaje!", vociferaron los menos enfadados, los que quisieron tomárselo a cachondeo.

El resto es irreproducible.

Raphael no pudo hacer su agosto. 

Comentarios