viernes 23.08.2019

Objetos reciclados de la basura para convertirse en instrumentos musicales

Reciclaje y música se unen para crear un grupo, Resonante, formado por cinco personas dedicadas a la expansión de la conciencia ecológica con la utilización de residuos para construir instrumentos musicales y desarrollar en niños y adultos un sentido más amplio del valor de nuestro planeta y el arte

Objetos reciclados de la basura para convertirse en instrumentos musicales

La persona que desarrolló la idea de hacer sonar como instrumentos los objetos más variopintos recogidos de la basura fue el alicantino Ferrán Pedrón que, con su trabajo, convenció a Judit, Natalia, Carlos y Pepe para formar 'Resonante'(www.resonante.org/).

El grupo, formado por artistas y educadores, nació en la Comunidad Valenciana, una de las que recorre habitualmente para dar sus conocimientos en cursos escolares de primaria, secundaria e incluso universitarios, así como también de educación al profesorado y público adulto.

Resonante surgió en 2005 y su actividad se condensa en una serie de talleres y espectáculos, señala Padrón: "Concretamente tenemos tres talleres, como Laboratorio Sónico, el primero que aborda la relación entre la ciencia, los sonidos y la música".

"Luego está la Luthería Urbana, taller en el cual se construyen instrumentos musicales con los residuos reciclados y, por último, 'Basubanda Escolar que el que todos, con los instrumentos que han construido, crean de forma colaborativa una o varias piezas musicales", concreta.

Según Ferrán, en sus talleres se recrean "en procesos que van desde lo más simple a lo más complejo, gradualmente".

"El quinteto Resonante Basubanda va por las plazas de los pueblos, por las Casas de Cultura, los colegios, o allá donde nos llamen para presentar 'Sonidos del Vertedero', nuestro concierto basurófono", señala Ferrán Pedrón.

"Resonante es una mezcla de mis pasiones: por un lado la música, ya que yo quería tocar cualquier instrumento del mundo, pero no me podía permitir adquirirlos por una cuestión económica", indicó el músico.

"Fue entonces cuando decidí fabricarlos y a esa decisión se unió el factor ecológico, y opté por utilizar residuos urbanos".

De esta forma, Ferrán ha conseguido hacer realidad su sueño y el grupo ya ha grabado un disco "Universónica", que se puede reproducir por Youtube y otras plataformas.

Ferrán explica que tienen "instrumentos sencillos, fabricados a partir de objetos que directamente los soplas, los tocas, los golpeas de alguna manera y ya suenan, por ejemplo, bidones o recipientes de tipo industrial, tubos, latas, cubos de basura de tamaño familiar o garrafas de agua para la oficina. También fabricamos instrumentos más complejos, como una amplia variedad de instrumentos de viento y de cuerda".

"Todos estos residuos los encontramos junto a los contenedores, a veces de obra, a veces de mercados municipales de Alicante, de gente que nos los da, o de comercios que nos los guardan", añade.

Entre los instrumentos que Ferrán ha construido basándose en instrumentos de otras culturas, está la kalimba africana, elaborada con las láminas de un rastrillo de palma de jardinería, o el címbalo húngaro que el músico ha fabricado con "una caja de madera de botellas de vino que encontré por la calle y que si le pones cuerdas y tornillos para tensarlas, se convierte en una muy buena caja de resonancia".

"Las tuberías resultan magníficas para hacer aerófonos, es decir, instrumentos de viento".

"O sea que tenemos instrumentos de cuerda, percusión y de viento que están construidos directamente a partir de objetos que nos encontramos y de los que obtenemos un rendimiento muy alto e incluso con los que podemos elaborar instrumentos que proceden de otras culturas", concluye el músico del reciclado, Ferrán Pedrón.

Comentarios