lunes 09.12.2019

Una mirada feminista y antirracista de obras de Shakespeare clausurará Grec

Una mirada feminista y antirracista de las obras de Shakespeare "La fierecilla domada" y "Titus Andronicus" clausurará el 31 de julio el festival Grec de Barcelona, después de que la compañía Parking Shakespeare represente las dos piezas del 1 al 27 del mismo mes en el Parque de la Estación del Norte

Una mirada feminista y antirracista de obras de Shakespeare clausurará Grec

Este grupo teatral lleva diez años interpretando comedias del maestro inglés de forma gratuita, a la sombra de los árboles del pequeño anfiteatro del parque situado cerca de la estación de autobuses de Barcelona.

Sin requerimientos escenográficos ni técnicos, los actores son el motor de las funciones, que este año cumplen una década de vida con un salto adelante que ha llevado a Parking Shakespeare a atreverse con un programa doble que, tras su paso por el parque, llegará a otro anfiteatro mucho más grande, el del Teatre Grec.

En esta ocasión, la compañía ha encargado la dirección de "La fierecilla domada" a Carla Rovira, que ha titulado su montaje "L'amansi(pa)ment de les fúries"; y la de "Titus Andronicus" a Israel Solà, que ha trabajado sobre la traducción al catalán "Titus Andrònic", de Salvador Oliva.

"L'amansiment de la fúria" fue la primera obra que montó hace diez años Parking Shakespeare, bajo la dirección de Pep Garcia-Pascual, quien ha señalado este martes que ya entonces veía "que era una obra a revisar, porque tiene partes difíciles de entender hoy en día".

En aquella ocasión, la compañía optó por "poner un espejo sobre lo que pasaba hace 400 años", pero ahora el propio Pep Garcia-Pascual ha ido a buscar a Carla Rovira porque sabía que esta dramaturga haría una lectura feminista del texto.

Rovira ha explicado que cuando leyó la obra le pareció "claramente machista y nada graciosa", porque "es difícil reírse viendo cómo estos machirulos maltratan a Catalina".

Para solucionar este escollo, la directora ha modificado algunas partes del original, de manera que "se visibiliza el mercadeo que se hace con las mujeres", y ha sacado "la parte más chusquera" de sí misma, para provocar la risa.

El montaje de Rovira defiende "el derecho de las mujeres a mostrar su enfado legítimo y su furia, ante un sistema que las oprime", según la directora.

Entre las novedades con las que Parking Shakespeare celebrará este mes de julio su décimo aniversario está el montaje de su primera tragedia: "Titus Andrònic".

Israel Solà es el responsable de una puesta en escena que potencia "la tragedia y el dolor" que desprende el texto, para mostrar "cómo se generan y crecen esas ruedas de violencia y venganza que demasiado a menudo asolan la humanidad".

Para ello ha respetado el texto original "en un 85 por ciento" y ha modificado algunos pasajes, especialmente los relacionados con los personajes de Lavinia y Aaron.

"Hemos puesto en boca de Lavinia cosas que decían otros personajes para que no sea tan sumisa y hable por sí misma -ha aclarado Solà-, y hemos cambiado de orden el texto para que todos los insultos que recibe Aaron por ser negro estén juntos y, de esta manera, se entienda mejor de qué herida procede su maldad".

El actor que da vida a Aaron, Ricard Boyle, ha destacado la importancia de que "actores racializados sean los que den vida a personajes racializados" y ha lamentado que todavía se vean "muchos 'fakes' en las cabalgatas de Reyes y en los escenarios".

"L'amansi(pa)ment de les fúries" y "Titus Andrònic" se podrán ver en días alternos en el Parque de la Estación del Norte durante todo el mes de julio, gracias a un importante incremento del reparto de la compañía Parking Shakespeare que, tras un proceso de casting, ha pasado de los 12 actores originales a los 24 actuales.

El 31 de julio, las dos obras se representarán en el Teatre Grec de Barcelona, en una sesión doble con interludio musical.

Comentarios