martes 18/1/22

El FIB atrae a unos 3000 jóvenes a las playas castellonenses

La programación del Festival recogerá un conjunto de siete propuestas artísticas con carácter ecléctico

El FIB atrae a unos 3000 jóvenes a las playas castellonenses

Unos 3.000 jóvenes amantes de la música y del Festival Internacional de Benicàssim (FIB), popularmente conocidos como "fibers", han llegado este lunes a esta ciudad costera de la provincia de Castellón para asistir a la 15 edición del certamen, que comenzará el jueves.

La organización ha explicado que prevé que al final del día sean unos 5.000 los "fibers" acampados en las áreas habilitadas, CampFib y VillaCamp, con capacidad para 25.000 y 2.000 personas, respectivamente.

Los primeros aficionados en llegar al municipio han sido, en su mayoría, extranjeros, aunque el perfil del "fiber" para esta edición estará "muy equilibrado" entre asistentes internacionales y españoles, ha afirmado Gustavo Navedo, responsable de prensa de las actividades extramusicales del festival.

Reino Unido sigue liderando la procedencia de los "fibers" extranjeros, aunque el festival ha ganado adeptos franceses y alemanes en esta edición, y también mexicanos, gracias a la presencia en el cartel de Julieta Venegas.

El Fib 2011 inaugura su programación extramusical con el FibArt, un ecléctico conjunto de siete propuestas artísticas instaladas en su mayoría en las playas de esta localidad castellonense.

Desde la tarde del lunes y hasta el próximo domingo, día en el que concluye el festival, la playa del Voramar se convertirá en una galería de arte al aire libre que acogerá cinco de las siete instalaciones de arte contemporáneo.

Entre ellas estará "Trenches of Love", de Óscar Mora, un puesto táctico militar levantado sobre la arena como espacio de relax; "Aliens love FIB", de Marcos Cuesta y Bertomeu Sastre, un platillo de helio flotando sobre el mar, o "Un espectáculo para la vista", de Almudena Lobera.
"Casetas de playa", de Noemí Larred, y "Cubito de hielo" (un enorme cubo helado que desvelará su interior al descongelarse), de Ecoproyecta, completarán el recorrido playero.

Fuera del escenario costero, el artista Eduardo Balanza instalará en el recinto de conciertos una reproducción en cartón de la barra de un histórico bar de Berlín, y otra de un apartamento en la entrada del Teatro Municipal de Benicàssim.

El director del FibArt, Luis Paulete, ha reconocido en declaraciones a EFE que las propuestas de este son "menos conflictivas" y por lo tanto agradarán más a los visitantes.
Son obras de "un eclecticismo total" capaz de aportar "una panorámica muy amplia de las diferentes formas de expresión artística", según ha explicado.

La organización recibió para esta edición más de 200 obras de 180 artistas, y que ante la diversidad de propuestas y "la imposibilidad de construir con ellas un discurso coherente y homogéneo", optó por buscar "propuestas frescas, muy diferentes entre sí, pero de una elevada calidad"