domingo 08.12.2019

Festival de Gijón estrena "Les Perseides", un film sobre la memoria histórica

Los directores Alberto Dexeus y Ánnia Gabarro han desentrañado algunas historias poco conocidas de la Guerra Civil y la posguerra en "Les Perseides", un largometraje que compite en la Sección Oficial del 57 Festival Internacional de Cine de Gijón

Festival de Gijón estrena "Les Perseides", un film sobre la memoria histórica

En una rueda de prensa celebrada este domingo en el certamen gijonés, Dexeus ha explicado que "es una película sobre la memoria histórica" rodada con la certeza de que los niños y adolescentes actualmente "no saben nada de la guerra".

El director, que ha estado acompañado por la actriz Nora Sala-Patau, de 15 años, ha dicho que la película se rodó en el pueblo de Los Monegros donde de niño pasaba sus vacaciones.

La película, que se ha visto por primera vez en España en el Festival de Gijón, narra el choque de Mar, una niña de 13 años interpretada por Sala-Patau, con una realidad del pasado que desconocía en absoluto.

Tras separarse de su esposa, el padre de Mar lleva a su hija al pueblo donde se crió, un lugar medio abandonado ubicado entre el Ebro y el desierto de Los Monegros, donde la niña descubre los fantasmas de la Guerra Civil y la posguerra.

Mar, que tiene una relación algo difícil con su padre, hace nuevas amistades y va descubriendo que el pasado oscuro y desconocido de la guerra y los tiempos del hambre "tienen mucho que ver" con la historia de su familia y la suya propia.

Sara-Patau, una estudiante de teatro que debutó detrás de las cámaras en este papel, ha afirmado no haber tenido dificultad a la hora de interpretar a Mar, un personaje que le ha "enriquecido" y del que aprendió "muchísimo".

Ha reconocido que antes de participar en el casting, en el que fue seleccionada, "no sabía nada" de la Guerra Civil española, porque ese tema no se estudia en la Educación Primaria.

Dexeus ha recordado que el pueblo donde vivieron sus abuelos, con sus callejuelas desiertas al mediodía cuando el calor aprieta y una central térmica abandonada, era la escenografía "perfecta" para la película.

El cineasta ha destacado que el relato necesitaba de una atmósfera mágica como un elemento inquietante y ha reconocido haber tenido como referente "El desierto rojo", de Michelangelo Antonioni. 

Comentarios