lunes 11.11.2019
ENTREVISTA A EMILIO MARTíNEZ LáZARO

"Si ETA no hubiera dejado de matar, la película no se habría hecho nunca"

'Ocho apellidos vascos' se ha convertido en la película española más vista de la historia con casi 7 millones de espectadores y una recaudación que supera los 41 millones de €

El director Emilio Martínez Lázaro durante la promoción de 'Ocho apellidos vascos'. | GTRES
MADRID
El director Emilio Martínez Lázaro durante la promoción de 'Ocho apellidos vascos'. | GTRES MADRID

- ¿Se esperaba este éxito sin precedentes?

-  No. Ni yo, ni nadie. Creo que en la película está bien conseguido la mezcla entre humor y comedia romántica que es algo, generalmente, delicado. De ahí a conseguir las cifras alcanzadas hay una diferencia abismal.

- ¿Qué le llamó la atención del guión?

- Mientras lo leía, me descubrí a mí mismo riéndome en voz alta y eso es algo que nunca me había pasado. Pensé que si los espectadores tenían una reacción parecida a la mía, podría resultar muy bien. Me hizo mucha gracia la idea de un andaluz despistado metido a líder de la kale borroka.

- Éxito de público, pero no tanto de la crítica. ¿Con qué se queda?

- Esa visión del director de cine idealista que dice que el público no le importa, no existe. Solo conozco a un realizador que dijo en una entrevista que hacía las películas para la posteridad. A mi esa idea de hacer las cosas para cuando uno ya no esté me supera a todos los niveles. Creo que todos los que hacemos cine preferimos el éxito de público antes que una buena crítica. Sobre todo cuando es algo tan unánime, tan rotundo, tan explícito y ha llegado a gente de todos los púbicos, de todas las ideologías.

- La izquierda abertzale se lo ha tomado a la tremenda y el diario 'Gara' ha arremetido contra su película de la ha dicho, entre otras cosas, que es propia de una "España involucionista gobernada por la derecha más rancia". ¿Qué le parece?

- Pues una tontería. Pero no ha sido la izquierda abertzale, ha sido solo el crítico de 'Gara'. Las noticias que tengo de ese sector es que han recibido bien la película. De hecho los tres alcaldes donde rodamos son de Bildu, todos habían leído el guión y la relación con ellos ha sido y sigue siendo muy buena. Sin embargo, en Madrid dos vascos, vascos y muy de la derecha española que son el antiguo director de ABC, José Antonio Zarzalejos y Jon Juaristi que creo que estuvo cerca de ETA, han dicho que es intolerable porque se mete con los vascos...Salvo excepciones, ha sido muy bien acogida.

No nos hemos metido indirectamente con el independentismo, ni con ETA

- Humor con el independentismo vasco, la violencia etarra... En un momento donde parece que la paz se asienta, ¿se ha levantado la cuarentena del tabú?

- Yo creo que los tabúes ya estaban rotos, la gente lo que ha hecho es reconocerlos. No nos hemos metido indirectamente con el independentismo, ni con ETA. Nos hemos metido directamente con los nacionalismos llevados a extremos ridículos. Aunque si ETA no hubiera dejado de matar, la película no se hubiera hecho nunca. Hay cosas que están por encima de hacer cine. La gente no lo toleraría y con razón.

-¿Es difícil encontrar el equilibrio para no ofender a nadie?

- Creo que se ha hecho humor de cosas muy risibles. No hay nada muy tremendo. Y basta con tener una mirada positiva de todos los personajes. Con eso todo el mundo sale contento.

- En un momento tan complicado para el cine español y para las artes en general. ¿Qué significa este éxito?

- Pues lo ideal es que significara mucho, pero la realidad es que será poco porque una sola película no hace granero. Aunque está cinta está teniendo una labor muy buena con respecto al hábito de ir al cine. Han vuelto a ir gente que hacía años que no iba, sobre todo gente mayor y se han salido con muy buen sabor de boca. Espero que esto beneficie a todas las películas y en particular a las españolas.

- ¿Por qué hay algunas críticas que la han banalizado tanto?

- Ya sé que hemos utilizado un género cómico como la farsa y la sátira que son, seguramente, las formas más elementales de hacer humor. Sin embargo, tiene las mismas dificultades que la manera más sofisticada de hacer comedia y conseguir que salga bien, como ha pasado en este caso, es muy difícil.

 - ¿La comedia está infravalorada?

- Supongo que los festivales de cine y la crítica oficial la tiene menos en cuenta, pero el público no.

Me sorprende mucho que España sea el único país que haya subido el IVA cultural

- ¿Le gente quiere reírse más en tiempos de crisis?

- Históricamente ha sido así. La comedia en España, en el Mediterráneo y países latinos siempre ha tenido mucho éxito y una acogida superior a otros géneros. Eso que se dice de yo quiero ir al cine para olvidarme de mis cosas, se refiere a la comedia, aunque en realidad con los dramas también te olvidas.

- ¿Trabajar con tanto tópico no inquieta un poco?

- Tiene de malo que si no cuentas con buenos actores y pones todo en su justa medida es fácil que te salga una astracanada horrible, de mal gusto y facilona. La película bordea eso continuamente y, en ese sentido, ha sido muy arriesgada.

- ¿Qué parte del éxito de la película tiene la masiva maquinaria promocional de Mediaset España?

- Tuvo mucha importancia en los primeros días porque la campaña, sobre todo, dentro de ‘Tele 5’, ha sido tremenda. Eso ahora mismo es imprescindible y demuestra por qué el cine americano arroja esas cifras y el español no.

- ¿Cuál es el secreto de un taquillazo?

- No lo sé. Supongo que la suma de varias cosas. Un guión muy bueno, unos actores estupendos, un buen montaje. Todo ha funcionado armoniosamente. Aparte, está el hecho de que Dani Rovira sea nuevo, ha sorprendido a todo el mundo y tiene una vis cómica muy importante y también cuenta que la gente esté harta de oír a un ministro que el cine español no da dinero porque las películas son malas. Un político profesional no debería decir nunca esas cosas.

- ¿Cree que el Gobierno denota menosprecio por las artes y la cultura?

- Me sorprende mucho que España sea el único país que haya subido el IVA cultural. No lo ha hecho ni Irlanda, ni Grecia, ni Italia que están en crisis como nosotros y ninguno se le ha ocurrido afectar a los libros, el teatro o las películas. Se han salvado las exposiciones, pero como todo el dinero que se mueve ahí es negro para qué coño iban a subir nada.

- ¿Contento de haber vencido a Spiderman, Capitán América y todos los superhéroes?

- Sí. Les hemos hecho trizas a todos.

Se están haciendo tours por los escenarios naturales de la película

- Y a pesar de ello no le han pagado tanto como hubiese querido...

- La verdad es que llegamos a un arreglo enseguida. Es cierto que me han pagado menos que en otras películas, a mí y a todo el equipo. Ha sido una producción muy humilde económicamente y se empezó a rodar en un momento en que no había mucho dinero y sigue sin haberlo. Pero no tengo queja ninguna.

- Ya ha dicho que habrá segunda parte. ¿Nos puede avanzar algo?

- Se va a hacer, pero no se sabe nada en absoluto de qué tratara. Deseo y, espero que se cumpla, poder contar con el mismo reparto, los mismos guionistas y un equipo parecido al que hemos tenido esta vez.

- ¿Sabía que mucha gente se ha desplazado esta Semana Santa al País Vasco para conocer algunos de los escenarios de la película?

- Si me he enterado y me ha hecho mucha gracia. Incluso he leído un artículo en el diario vasco o de Navarra que hablaba de una señora de Leiza que nos alquiló la casa para el rodaje que está haciendo una especia de exhibición, mostrando dónde se rodaron las escenas. Creo que también se están haciendo tours por los escenarios naturales que son muy bonitos. 

"Si ETA no hubiera dejado de matar, la película no se habría hecho nunca"
Comentarios