viernes 15.11.2019
estudiar y conocer

Estudiar un año en el extranjero

Cada vez son más los jóvenes que deciden salir de su zona de confort y completar su formación en el extranjero, principalmente, buscando mejorar su nivel de inglés, algo imprescindible hoy en día

Estudiar un año en el extranjero

Una de las mejores fórmulas para aprender un idioma es hacerlo en el extranjero. La gran ventaja de decantarse por esta opción es que, mientras lo aprendemos, lo vamos viviendo. Viviremos toda la cultura relacionada con el mismo, y podremos aplicarlo en un entorno real, lo que hará que la mente lo pueda asimilar mucho mejor.

CLS Idiomas es una agencia líder en España especializada en la gestión de este tipo de programas educativos. Se especializa en Estados Unidos y Canadá.

Si estás pensando en estudiar en el extranjero, te recomendamos que apuestes por ella.

En las siguientes líneas vamos a estudiar las principales ventajas de estas ideas.

Razones para estudiar idiomas en el extranjero

Idioma aplicado al mundo real

Con independencia de cuál sea tu nivel en el idioma, ese año académico en el extranjero te va a venir muy bien. Será una experiencia en la que tendrás que aprender a desenvolverte en un entorno que no es el tuyo, al que no estás acostumbrado.

Te amoldarás a la nueva situación y tu mente entenderá que la única manera de hacerlo es perfeccionar el idioma. Cualquier evento o nueva situación será la excusa perfecta para aprender algo nuevo.

Conocerás la cultura

Es posible que durante los primeros días te sea complicado adaptarte a ese nuevo mundo. Pero, una vez que te centres, empezarás a sentir curiosidad por todo tu entorno. Cuando te relajes, verás cómo las palabras fluyen en tu mente.

 Seguramente necesitarás revisar tus libros una y una vez, para saber cómo se dice una determinada palabra o expresión -> Pero lo mejor de todo es que esta información se te quedará en la mente, y raramente la tendrás que volver a consultar. En otras palabras: estarás aprendiendo de verdad.

En muy poco tiempo, ya te habrás integrado en el lugar: Empezarás a interactuar con el entorno, a desarrollar curiosidad por querer saber más, a probar nuevos establecimientos y/o nuevas actividades.

Te ayudará a crecer como individuo, a mejorar tus expectativas y, lo mejor de todo, lo podrás hacer mientras avanza tu aprendizaje, mientras te lo pasas en grande.

Te permite zambullirte de lleno en el idioma

Aunque dediques mucho tiempo a estudiarte el idioma a través de los libros, incluso aunque saques las mejores notas de la clase, las situaciones que aparecen en estos manuales no parecen demasiado reales. Los ejemplos de los libros son solo eso, ejemplos, y pocas veces tienen que ver con lo que nos encontramos en el mundo real.

La ventaja de estudiar idiomas en el extranjero nos propone un nuevo desafío, una nueva experiencia que nos ayudará a entender de primera mano las situaciones que hemos visto en los libros.

El estudiante tendrá que aprender a manejarse para hacer acciones que hacía fácilmente en su vida cotidiana: como ir a comprar, coger un medio de transporte, preguntar por una calle o por un establecimiento.

¿Te convences ahora? Si realmente quieres estudiar el idioma, nuestra recomendación es que lo hagas haciendo un viaje al extranjero.

Comentarios