sábado 21.09.2019

Denuncian que el Teatro Apolo de Barcelona debe 2 millones de euros

Un centenar de artistas, proveedores y extrabajadores, entre los que se encuentran la artista Lita Claver, la Maña; el músico Pep Sala y el director Ricard Reguant, se han unido para denunciar públicamente que el Teatro Apolo de Barcelona debe dos millones de euros a unas 200 personas

Denuncian que el Teatro Apolo de Barcelona debe 2 millones de euros

Reguant, que fue director artístico del teatro hasta el pasado mes de diciembre, ha asegurado que la empresa que gestiona el teatro, Ethika Global, ha perpetrado una "estafa a gran escala" y que la cifra global puede ser más alta, porque "tampoco han pagado el alquiler, ni la Seguridad Social de los miembros de las compañías de teatro, ni los derechos de autor, ni el IVA, ni nada".

La Maña ha abierto la rueda de prensa que ha tenido lugar este lunes en la sede de la SGAE en Barcelona con un lamento: "Han embarrado mi despedida de los escenarios y me han quitado el dinero de mi jubilación".

Lita Claver dijo adiós a su púbico barcelonés en el mes de enero de 2018 con el espectáculo "Un reencuentro inolvidable", junto al actor Fernando Esteso.

"Tras 67 años trabajando sólo me ha quedado una pensión de 700 euros, y esa gente, porque no se les puede llamar señores, no sólo no me han pagado, sino que además han ensuciado el nombre de un teatro histórico del Paralelo barcelonés", ha afirmado.

En el mismo acto también han reclamado sus deudas el representante de la SGAE, que ha asegurado que Ethika Global debe 140.000 euros en derechos de autor, y el productor de la obra de la Maña, Luis Pardos, que reclama 95.000 euros.

Por su parte, el diseñador de vestuario Jordi Dalmau exige el pago de 20.000 euros; el director Ricard Reguant solicita atrasos por 100.000, la compañía Tropicana demanda 70.000 euros, mientras Pep Sala ha indicado que la empresa le debe más de 30.000 euros por las composiciones musicales de la última temporada.

El abogado de Reguant, Joan Mitjans, ha aclarado que ya hay al menos ocho demandas civiles interpuestas por los impagos y ha anunciado que habrá más.

Además, no descarta acudir a la vía penal, porque "se trata de una estafa urdida a conciencia, en la que se ha creado una sociedad pantalla con la intención de no pagar a nadie".

"Actúan como un fondo buitre, cobran pero no pagan, y hacen cosas tan graves como entregar cheques sin fondos en una mediación ante el juez. La fiscalía debería actuar de oficio", ha sentenciado.

Reguant ha cerrado la rueda de prensa desmontando "la última mentira de la empresa, que dijo la semana pasada que cerraba el teatro por fin de temporada, pero en realidad no tiene intención de volver a abrir en septiembre porque han vendido todo lo que había dentro del teatro, incluso vestuario y escenografía que no era suya".

Por su parte, la empresa Ethika Global ha señalado en varios comunicados que el Teatro Apolo atraviesa una situación económica difícil como consecuencia de la "nefasta gestión" de Ricard Reguant durante la temporada en la que fue director artístico del teatro. 

Comentarios