martes 17/5/22

Las chirigotas de Cádiz se visten de musical en el Gran Teatro Falla

Las chirigotas de Cádiz se visten de musical en la nueva propuesta que José Luis García Cossío, "El Selu", ha estrenado esta noche en el Gran Teatro Falla 

Imagen del Gran Teatro Falla
Imagen del Gran Teatro Falla

Las chirigotas de Cádiz se visten de musical en la nueva propuesta que José Luis García Cossío, "El Selu", ha estrenado esta noche en el Gran Teatro Falla para devolver al escenario a los personajes que ha ido creando a lo largo de últimos 30 años de carnavales.

La pandemia, y con ella la suspensión de los carnavales del año pasado y la incertidumbre sobre lo que pasaría con los de este, ha dado a "El Selu" la oportunidad de reinventar el género chirigotero, del que él es uno de los más célebres exponentes.

Con las entradas agotadas desde hacía tiempo, como era de esperar en una ciudad que tanto añora sus carnavales y sus coplas, el Gran Teatro Falla ha acogido esta noche el estreno de "El Selu. El Musical", que da una nueva vida a los tipos que han poblado el universo de García Cossío y, por supuesto, de los carnavales gaditanos.

El borracho, el calzonazos, el lacio, el banquero, el "enterao", las marujas, las limpiadoras, el pesado acompañado de "Juan" y una larga lista de los personajes que cada año han protagonizado las chirigotas de "El Selu" han desfilado en un mismo escenario, en un espectáculo de casi dos horas.

Estrenado en la jornada de clausura del XIX Festival de Música Española de Cádiz, dedicado especialmente a la composición musical española clásica, el espectáculo de "El Selu" ha dado un giro de 180 grados y más al sonido chirigotero.

Los tradicionales pitos carnavaleros, la guitarra, el bombo y la caja han sido sustituidos por una banda dirigida por Javier Galiana, que ha acompañado desde el escenario a los personajes y sus coplas, con un piano, un contrabajo, vientos y una batería, dando un nuevo aire a las presentaciones, cuplés, pasodobles y popurrís.

"El Selu", director y guionista del musical, ha actualizado a sus personajes y sus situaciones, porque el carnaval no se entiende ajeno a la actualidad y sin ofrecer las lecturas más surrealistas de la realidad.

Así "Las Pepis" no se encargan en el musical de limpiar el Oratorio San Felipe Neri, como cuando formaron la chirigota. Ahora limpian el Congreso de los Diputados y allí exhiben la coleta del exvicepresidente y exlíder de Podemos Pablo Iglesias, que osó pisar el suelo que acababan de fregar cuando aún estaba mojado.

O la reina Isabel II de Inglaterra, que sube al escenario con la urna de las cenizas de su esposo Felipe, duque de Edimburgo, después de haber comprado tabaco y güisqui en Gibraltar.

Las mascarillas, las vacunas y otras alusiones a la pandemia también se han colado en los diálogos de los personajes, aunque vinieran de un tiempo en el que ni una chirigota se hubiera imaginado lo que podía provocar un coronavirus.

El mismo "Selu" se ha encargado de parodiar su propio musical, despidiéndose del público con un tocado de "El Rey León" o sacando de entre el público a un "enterao" que se declara "gaditano nacionalista" y se indigna porque "los caranavales están perdiendo su esencia", por lo que propone que no se permitan "los musicales de cachondeo".

El musical chirigotero de "El Selu" tendrá como siguientes paradas el Auditorio de Fibes en Sevilla el 17 de diciembre, el Teatro EDP Gran Vía de Madrid el 15 y 16 de enero, el Teatro Maestro Padilla de Almería el 1 de abril o el Palacio Euskalduna de Bilbao el 22 de mayo, entre otras.

José Luis García Cossío, con lleva tres décadas presentándose al Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (COAC), ha estado en veinte finales y conquistado cinco primeros premios, llevará con él a estos escenarios un trozo de la historia chirigotera, a la espera de que ésta siga, el próximo verano, fecha a la que se ha retrasado este año la fiesta en la capital gaditana, para tratar de esquivar una nueva posible ola de la pandemia. EFE

ilm/mmg

Las chirigotas de Cádiz se visten de musical en el Gran Teatro Falla
Comentarios