domingo 29/5/22

Casas muertas & Oficina Nº 1, de Miguel Otero Silva

Dos novelas que se han hecho virales en Venezuela en protestas contra Nicolás Maduro. Narrando la historia social del país, explican su actualidad
casas muertas
Ejemplar del libro

«Yo no vi las casas ni las ruinas. Yo solo vi las llagas de los hombres»

Antaño conocido como la rosa de los Llanos por su belleza y prosperidad, Ortiz es ahora un pueblo en ruinas, asolado por la guerra y la enfermedad. Entre sus escombros y los ecos de una gloria pasada vive Carmen Rosa, una joven que sueña con un futuro lejos del recuerdo y la muerte, allá en el desierto, donde dicen que la prosperidad brota de la tierra y de la noche a la mañana nacen flamantes pueblos en los que la vida bulle con ardor.

Casas muertas y Oficina N.º 1 forman un díptico que marcó un hito en la literatura venezolana y fue admirado por escritores como Gabriel García Márquez y Pablo Neruda.

Con un lirismo extraordinario, Miguel Otero Silva nos muestra la lenta agonía de un pueblo herido de muerte, y el nacimiento apresurado de los primeros asentamientos petroleros del país.

«Hay en Ortiz la misma grandeza épica de Macondo y de Comala»

miguel otero silva

 

Cuando era estudiante se unió a la generación del 28, un grupo estudiantil que se rebeló contra el régimen de Juan Vicente Gómez. El fracaso de la insurgencia lo llevó a exiliarse en Curazao primero y en Colombia después. En el exilio publicó su primera novela, Fiebre.

En 1942 regresó a Venezuela y fundó, junto a su padre, el periódico El Nacional, actualmente el medio de comunicación referente del país. En 1955 publicó su segunda novela, Casas muertas, que rápidamente se convirtió en un fenómeno literario, recibió el Premio Nacional de Literatura de Venezuela en 1956 y hoy es considerado un clásico contemporáneo de las letras venezolanas.

Tal fue el éxito que seis años después, en 1961, publicó su continuación, Oficina N.º 1, ambas novelas presentadas en Trotalibros Editorial en un solo volumen.

En 1979 recibió el Premio Lenin de la Paz, galardón soviético equivalente al Premio Nobel de la Paz.

Casas muertas & Oficina Nº 1, de Miguel Otero Silva
Comentarios