viernes 15.11.2019

Belén Esteban se marcha a Estados Unidos

La copresentadora está encantada con su nueva vida y para celebrarlo nada mejor que hacer un viaje y conocer nuevas culturas

Belén Esteban se marcha a Estados Unidos
Belén Esteban se marcha a Estados Unidos

Belén Esteban está encantada con su nueva vida, y para celebrarlo nada mejor que hacer un viaje y conocer nuevas culturas. La princesa del pueblo está pasando unos días de descanso en Los Ángeles y como si de una estrella de cine se tratase posó con las emblemáticas letras de Hollywood detrás. Según contó cuando fue a Sálvame Deluxe tenía pensado hacer un viaje con su hija antes de retomar su vuelta al trabajo, prevista para próximamente, y seguramente se refería a este viaje, aunque prefirió posar sola.

Recordemos que Belén Esteban lleva más de tres meses fuera de la televisión para tomarse un descanso y someterse a una operación quirúrgica cambiarse los implantes mamarios, divorciarse de Fran Álvarez y comenzar un tratamiento psicológico. El pasado 30 de noviembre fue a "Sálvame Deluxe" para hablar de cómo había vivido este periodo de tiempo.

Explicó que acudía al programa muy nerviosa, emocionada y con la intención de contar tanto sus cosas buenas como sus cosas malas y de reencontrarse con sus compañeros. Antes de someterse a las preguntas del presentador de 'Sálvame Deluxe' (y su amigo) Belén Esteban hizo su declaración de principios: "Me gustaría que la gente viera en mí un ejemplo de que se puede salir de todo, con ayuda".

"Estaba metida en una espiral muy difícil, a veces tenía subidas y bajadas. Tenía cambios de humor muy bruscos. Pedí ayuda a mis amigas, a Toño mi representante y amigo y a mi familia", relató Belén, quien después explicó que aunque era cierto que todo el mundo tiene problemas, ella iba últimamente a Sálvame con mucho miedo porque no sabía lo que se podía encontrar, pues de ella y de su entorno se hablaba todos los días.

En este sentido, comentó que muchas veces no tenía más remedio que mentir para tapar los problemas que tenía en casa. Y éste fue uno de los motivos por los que decidió ir al psiquiatra.

"Tenía una depresión diagnosticada. Lloraba mucho y ahora no lloro nada. Ahora tengo adicción a la vida, a mi hija, a mi madre, a mis hermanos y a mis verdaderos amigos. Y también a mi trabajo, porque vengo con ganas" comentó la presentadora. Y aunque no se habló concretamente de la sustancia con la que Belén Esteban ha sufrido algún tipo de adicción.